7 señales que te indican que estás abusando del azúcar

El consumo excesivo de azúcar puede deteriorar la forma física, aumentar la probabilidad de padecer diabetes, obesidad y otras enfermedades. Además, es reconocida por muchos como un tipo de droga. Hoy veremos algunas señales del consumo excesivo de azúcar y que síntomas requieren especial atención.

Se ha demostrado que el azúcar es tan nocivo para el cuerpo como pueden serlo el tabaco y el alcohol, puesto que pueden elevar la presión arterial, triplica el riesgo de sufrir enfermedades cardíacas y modificar el funcionamiento del metabolismo.

Lo cierto es que no es necesario renunciar completamente al consumo de azúcar, el punto está en conocer los límites y evitar los excesos. Los edulcorantes en todas sus presentaciones se encuentran en el 75% de los alimentos envasados que consumimos cada día y que seguramente desconocemos su composición. La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que solo el 5% de las calorías que consumen al día tengan relación con el azúcar.

Veamos 8 señales que el cuerpo nos envía para hacernos entender que nuestro consumo de azúcar está siendo excesivo:

Dificultad para concentrarse.

Contrario a lo que se suele pensar, el consumo correcto de azúcar puede ayudar a la actividad cerebral, pero el consumo excesivo hace que el cerebro entre en modo «hiperactivo» dificultando la concentración.

Estos altos niveles de azúcar en el organismo también son responsables del envejecimiento prematuro del cerebro, dificultando seriamente la habilidad para memorizar. Un grupo de investigadores australianos de la Universidad de Ciencias Médicas de Gales del Sur, en Sídney, se determinó que consumir altas cantidades de azúcar en poco tiempo pueden resultar causando problemas permanentes en el cerebro.

Orina recurrente.

Es uno de los síntomas más cruciales de la diabetes, la necesidad de orinar con mucha frecuencia es una señal de que el problema ya se encuentra avanzado y que el estado metabólico ya está comprometido seriamente.

Migrañas y niebla mental.

El consumo de azúcar puede causar dolores de cabeza y sensación de confusión que suele estar acompañada de casos en los que se olvidan cosas o se pasa por una niebla mental. En este tipo de casos, además de afectar al sistema nervioso, el sistema vascular también responde negativamente ante una dieta incorrecta.

Hambre excesiva.

El consumo excesivo de azúcar también se relaciona con el aumento del apetito. Un desequilibrio glucémico en el que aumente repentinamente la presencia de azúcar en la sangre podría desencadenar respuestas metabólicas que aumentan la sensación de apetito.

Sed.

La aparición rápida y frecuente de la sensación de sed es uno de los síntomas más claros y preocupantes del consumo excesivo de azúcar. Este síntoma recibe el nombre de polidipsia y es uno de los síntomas más frecuentes de la diabetes.

Acné.

Muchos trastornos de la piel están relacionados con el consumo excesivo de azúcar. Esto sucede porque las bacterias de la flora cutánea se alimentan del azúcar y proliferan sin control, además de que los cambios hormonales que ocasiona el consumo excesivo de azúcar pueden provocar una secreción masiva de sebo.

Aumento de peso.

El aumento de peso puede ser el síntoma más temido por todos a la hora de consumir azúcar. Lo cierto es que el aumento del peso sucede más que todo por un cambio en el equilibrio metabólico del organismo que por el consumo de azúcar, pero si están relacionadas.

Caries.

Se trata de una de las consecuencias más dolorosas y frecuentes del consumo excesivo de azúcar. Las bacterias que se almacenan en la cavidad bucal usan el azúcar para multiplicarse y dañar la calidad de los dientes.