Belleza

7 sencillos consejos de belleza que toda mujer ocupada debe conocer

¿Cómo puedes cuidarte y sentirte siempre guapa, a pesar de tus muchos compromisos diarios? Sencillo, siguiendo algunos consejos de belleza súper fáciles y que ahorran tiempo con resultados garantizados.

Refrescar la piel.

A menudo la belleza rima con frescura. Por esto, refrescar el rostro, el cuello y el escote durante el día es algo fundamental bajando la temperatura y dando un aspecto más joven y sano. Rociar un poco de agua de rosas, manzanilla o lavanda directamente sobre el rostro, con el fin de purificar la piel y calmar las rojeces es más que suficiente.

Descansar de forma adecuada.

Este es uno de los grandes consejos de la belleza que nunca se debe ignorar: dedicar tiempo al descanso. Es cierto que muchas veces no nos alcanza el tiempo para hacerlo correctamente, pero nunca debes dejar de lado que descansar bien no es solo cuidar tu belleza, ya que si tu cuerpo y tu mente no se encuentran en óptimas condiciones, tus acciones diarias también se verán afectadas.

Toma mucha agua.

A menudo olvidamos que nuestro cuerpo está formado en su mayor parte por agua, por lo que es inevitable que nuestra salud y belleza dependan de la cantidad que bebemos durante el día. Un elemento útil para depurar el organismo y prevenir posibles molestias como la retención de líquidos. Así pues, para que la piel sea elástica, luminosa y tenga siempre un aspecto joven, es importante hidratarse correctamente, bebiendo al menos dos litros de agua al día.

Levantarse temprano.

A pesar de que parezca raro, levantarse temprano es la primera forma de hacer el bien. Evidentemente, para quienes aún no lo hacen, puede parecer una contradicción. Sin embargo, configurar la alarma antes de lo habitual ofrece grandes beneficios:

  • La posibilidad de levantarse con más calma, iniciando la jornada con más tranquilidad.
  • Darse un baño para que el cuerpo despierte, para dar un estallido de frescura y tono a la piel.
  • Toma unos cuantos minutos para tratar al rostro, tal vez con un pequeño masaje, con el fin de disminuir la inflamación de la noche, dando frescura y luminosidad al rostro.
  • Ejercitarse por las mañanas, hacer estiramientos, yoga o meditación para que el cuerpo vaya despertando poco a poco y la circulación se vaya reactivando y se adquiera energía para enfrentar el día.

No descuides tu rostro.

Otro beneficio de anticiparnos a la alarma es poder dedicar tiempo a una adecuada rutina de belleza facial. A menudo nos limitamos a echarnos un poco de agua en la cara (y a veces ni siquiera eso), y salimos inmediatamente a toda velocidad, dejándonos absorber por nuestros compromisos. Nuestro rostro, sin embargo, necesita la delicadeza y los cuidados necesarios para mantenerlo brillante y flexible.

Usar con frecuencia cremas hidratantes.

La crema hidratante es, sin duda, uno de los consejos de belleza que hay que seguir a diario. Sin embargo, a menudo la gente piensa que poca crema (tal vez pasada distraídamente por la mañana) es suficiente para mantener la piel sana y bella durante todo el día. Este no es el caso en absoluto, la elección de los productos más adecuados para el rostro es esencial para darle belleza y luminosidad a lo largo del día.

Aplicar un maquillaje ligero.

A todas las mujeres les encanta el maquillaje, pero para no gastar tiempo y que te puedas ver radiante todo el día, es mejor aplicar un maquillaje suave. Por supuesto, al acabar la jornada no olvides desmaquillarte, esto para eliminar cualquier rastro de contaminantes que pueden aumentar las impurezas de la piel y hacer que se vea apagada.

Publicaciones relacionadas