8 alimentos ricos en grasa que te ayudarán a bajar de peso

Hace años los expertos creían que las grasas alimentarias provenientes de alimentos como las hamburguesas, los helados y las pizzas debían ser demonizadas y evitadas a toda costa, pero ahora las cosas han cambiado. Mientras que otros tipos de grasa, tomados con moderación, pueden tener beneficios para la salud general y el control del peso.

Obviamente, agregar grasas saludables a una dieta pobre no es suficiente para perder peso. Pero, según la neurocientífica Darya Rose, PhD, autora de Foodist y del blog Summer Tomato: «Tener una dieta rica en variedad de alimentos nutritivos, incluidas las grasas, ayuda a que la sensación de saciedad sea prolongada y se evite comer más de la cuenta». Por lo tanto, alimentarse bien es importante para mantenerse satisfecho y evitar los excesos, bajando de peso al no tener que comer más de lo necesario.

Hoy veremos 8 alimentos con altos índices de grasas buenas que pueden ayudarte a perder peso:

Aceite de coco

Varias investigaciones demuestran que el aceite de coco puede aumentar el funcionamiento del metabolismo y quemar hasta 120 calorías al día. Si tu objetivo es reducir la ingesta total de calorías, la mejor es aprender a cocinar usando aceite de coco. Recuerda que eliminar las grasas por completo puede llegar a ser contraproducente.

Cacahuetes

Aunque los frutos secos tienen altas cantidades de calorías, varios estudios demuestran que las personas que consumen frutos secos con frecuencia tienen menores índices de masa corporal que aquellas que no lo hacen. Y, pese a que esto no es una prueba fiable de que nos hagan bajar de peso, los científicos creen que la ingesta de frutos secos puede aumentar el número de calorías que se queman de forma pasiva y ayudar a que se mantenga la sensación de saciedad por más tiempo.

Salmón

Al tener altos índices de omega-3 (el mejor tipo de grasa que se puede comer), este pescado cuenta con un gran sabor debido a su contenido de grasas buenas. De hecho, esta grasa lleva el sabor del salmón al paladar, lo que hace que cada bocado este lleno de muchos beneficios y placeres. Por si fuera poco, el salmón es también es rico en proteínas, por lo que hablamos de uno de los alimentos más beneficiosos para nuestra salud.

Aguacate

Actualmente son muy utilizados como alternativa a la mantequilla tradicional. Los aguacates cuentan con una curiosa fusión de grasas saludables, fibra y vitaminas que son ideales para aquellos que buscan perder peso. Además, algunos estudios han demostrado que las personas que comen medio aguacate durante el almuerzo se sienten mucho más satisfechas hasta la llegada de la cena.

Yema de huevos

Dejando de lado las creencias populares, estudios han encontrado que los huevos no aumentan los niveles de colesterol malo ni son la causa de enfermedades cardíacas. De hecho, un estudio reciente aseguró que los huevos, ya sea enteros o solo la yema, pueden promover la sensación de saciedad durante varias horas.

Mantequilla de pasto

Quizá sea la más desconocida de esta lista. La mantequilla de pasto se crea de la leche de animales que únicamente se han alimentado con pasto. Se ha demostrado que sus índices de omega-3 son mayores en comparación a la mantequilla tradicional. Muchos estudios aseguran que el omega-3 acelera la pérdida de peso, sobre todo si se combina con una dieta baja en calorías.

Quesos duros

Aunque muchas veces se tacha al queso por su alto contenido de grasa y calorías, estudios sugieren que los productos lácteos se han ganado una mala reputación que no merecen. Estás investigaciones también han demostrado las personas que consumen productos lácteos con frecuencia pierden peso más rápido.

Aunque se necesita más investigación en el tema, algunas teorías sugieren que las proteínas presentes en los productos lácteos aumentan la sensación de saciedad y que su cantidad de calcio apoya a los ácidos grasos para reducir la absorción negativa de grasa. Además, hay algunas hipótesis que dicen que un determinado tipo de ácido graso que está presente en los quesos curados aumenta la producción de bacterias intestinales puede acelerar el funcionamiento del metabolismo y favorecer la pérdida de peso.

Carne alimentada únicamente con pasto

Los expertos están de acuerdo en que es posible perder peso con una dieta baja en calorías independientemente de cuál sea el alimento principal del plan de alimentación. De hecho, estudios han demostrado que la carne de animales que se han alimentado solo con pasto contiene menos grasa y calorías, además de tener mayores índices de omega-3.