LifeStyle

8 formas rápidas de perder peso para este verano

Es completamente entendible no creer en la mayoría de las dietas “milagrosas” puesto que el resultado no siempre es el mejor. Comer menos y hacer más ejercicio para quemar las calorías, son algunas de las cosas que se recomiendan para perder peso. Si quieres conseguir resultados, sigue estos consejos que te dan algunos expertos:

Sube y baja escalera por diez minutos diariamente.

Según el Centro de Control de Enfermedades de Estados Unidos, con esta técnica podrías perder hasta 5 kilos al año. Claro está, suponiendo de que no vayas a recompensar esas calorías quemadas con otros alimentos.

Usa frases positivas que te motiven.

¿Escuchaste alguna frase motivadora recientemente? Te recomendamos usar esa frase como fuente de inspiración para que te motive y no desistas en tu objetivo. Si no pones todo tu empeño en realizar pequeñas acciones como no consumir productos con levadura, resistirte a las golosinas o salir a trotar por las mañanas, no podrás cumplir con tu objetivo, es decir, que no lograrás perder el peso que necesitas. Sin embargo, aunque no lo creas, si te repites a ti mismo pequeñas frases que te motiven podrás sobreponerte a la pereza o las dudas.

Reduce 3 cucharadas de alimento de tus platos.

Con este consejo estarías eliminando hasta 100 calorías al día. También puedes reducir el consumo de zumos y disminuir la ingesta de azúcar. Esto te ayudará a evitar subir de peso.

Comer delante de un espejo para adelgazar.

Mirarse a un espejo mientras comes ayuda a recordarte los objetivos que tienes contigo mismo, ya que a vernos fijamente podemos evitar comer grandes cantidades. Se ha demostrado que este método funciona y hace que sea más sencillo disminuir la cantidad de alimentos. Esto fue presentado en un estudio científico y demostró que se disminuye hasta un tercio de la cantidad de comida que se consume regularmente.

Cuando tengas hambre olfatea una manzana, un plátano o una menta.

Sí, suena absurdo y también divertido, pero esto si funciona. El neurólogo y director de la Fundación para el Tratamiento y la Investigación del Olfato y el Gusto de Chicago, Alan R. Hirsch, intentó usar esta técnica en 3.000 personas que se ofrecieron, y logró descubrir que los voluntarios cada vez que olían estos alimentos, sentían menos hambre y perdían más peso, aproximadamente 9 kilos anuales. Alan R. Hirsch cree que esto sucede debido a que, cuando se olfatean estos alimentos de aroma poderoso, el cerebro tiene la impresión de estar consumiéndolos.

Asea completamente un lugar al menos una vez por semana.

Una persona puede estar perdiendo 4 calorías por minuto cuando hace limpieza. No importa si se trata de limpiar las ventanas, asear el cuarto de baño, organizar el dormitorio, limpiar el piso o lavar los platos de la cocina. Si un individuo realiza esta acción irá eliminando cuatro calorías por minuto, es decir que habiendo hecho esta acción por treinta minutos habrá perdido 120 calorías.

Cambia tu ropa: deshazte de la que sea más grande.

Si estás enfocado en bajar de peso, la ropa se te va a ir quedando. Por ello, debes de deshacerte de la ropa que te quede grande, ya que la idea es disminuir de talla y eventualmente renovar el armario, y si esto sucede será una gran excusa para mantenerse delgado.

Agrega un 10% más de calorías a la cantidad que crees que consumías diariamente.

Si usted piensa que está consumiendo un aproximado de 1500 calorías diariamente, y no sabe el por qué no puede adelgazar, agregue 150 calorías más a su alimentación. Esta cifra se puede aproximar mayormente a la realidad, por lo que se debe ajustar los hábitos alimenticios.

Publicaciones relacionadas