8 trucos para mantener las frutas y verduras por más tiempo

Hoy queremos compartir 8 interesantes trucos que, seguramente, te ayudarán a conservar las frutas y verduras en perfectas condiciones por mucho más tiempo.

Coloca una manzana en medio de las patatas

Lo primero a tener en cuenta es que no se deben meter las patatas en el refrigerador, es mejor dejarlas en un lugar seco y donde no llegue mucha luz para evitar que los cambios de clima bruscos las pudran al cabo de unos pocos días. Además, intenta colocar una o dos manzanas en la red o en la bandeja donde vas a guardarlas, ya que esta fruta libera un gas llamado etileno, el cual evita que las patatas puedan brotar con rapidez. También evita el contacto de las cebollas con las patatas, las cebollas potencian su descomposición.

Coloca las cebollas en medias de nylon.

La humedad puede hacer que las cebollas se dañen en poco tiempo. Lo mejor es mantenerlas en un lugar fresco y con poca luz. Un buen consejo es conservarlas en medias de nylon que tengan agujeros para luego colgarlas donde no reciban muchos cambios ambientales.

Sumerge la lechuga en agua helada

Las hojas de la lechuga son frágiles y no tardan mucho tiempo en dañarse. Un buen truco para retrasar este proceso es lavar la lechuga y separar las hojas después de retirar toda la humedad. Si la lechuga se ha marchitado o parece seca, sumérgela en agua caliente y después en agua helada para mantenerlas durante un par de horas más.

Para los aguacates sin madurar, cúbrelos con periódico y déjalos dentro de una bolsa de papel

Si tienes aguacates que aún no maduran, evita meterlos en el refrigerador, las bajas temperaturas afectan su proceso de maduración. Para hacer que estén listos en poco tiempo, debes envolverlos con periódico y dejarlos dentro de una bolsa de papel. Te aseguramos que maduraran en un par de días. Aquí te dejamos un tiempo estimado de maduración teniendo en cuenta estos dos factores:

Cubierto con una bolsa: maduración de 3 a 5 días

Cubierto solo con papel periódico: Maduración de 5 a 7 días.

Mantén a los plátanos pegados a la rama.

Como fuente de energía, los plátanos son apreciados por todo el mundo y empleados hasta por atletas de alto nivel, pero es muy difícil consumirlos en su mejor punto porque tienen una vida muy limitada. Para evitar que se pongan marrones o negros rápidamente, se pueden mantener pegados a los tallos y evitar colocarlos bajo la luz directa del sol. En caso de que no puedas comértelos en poco tiempo, retira la piel, cortarlos en rodajas y guárdalos en un táper dentro del refrigerador.

Lava bien los frutos rojos con vinagre antes de almacenarlos.

Frutas como fresas, frambuesas, cerezas y arándanos son alimentos que tienden a pudrirse en poco tiempo. Para evitar que terminen rápidamente en un puré o en una mermelada, se recomienda lavarlos en un vaso con vinagre. Esto se hace para eliminar las bacterias residuales y el moho. No olvides secarlas bien antes de ponerlas en el refrigerador.

Los tomates deben mantenerse a una temperatura mayor a los 10 grados.

Los tomates entre más maduros estén, más sabor concentran. Cuando se guardan dentro del refrigerador y se conservan a esa temperatura, no consiguen extraer todos sus beneficios. Es mejor mantenerlos afuera a una temperatura mayor a los 10 grados esperando a que maduren completamente.

Deja los tallos de los espárragos en un poco de agua.

La conservación de los espárragos frescos es parecida a la de las flores, se cortan bien y se unen usando una liga elástica sin mucha presión para no dañar la superficie, después se deben mantener en posición vertical en un frasco de mermelada u otro recipiente de vidrio con agua y cubre las cabezas de los espárragos usando una bolsa de plástico para mantenerlos crujientes y sabrosos hasta que se vayan a consumir.

NO TE LO PIERDAS!

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana
Invalid email address