Cocina, recetas y alimentos

9 beneficios de las semillas de calabaza para la salud

Las semillas de calabaza cuentan con un gran número de beneficios para la salud. Estas no solo están llenas de nutrientes y vitaminas, sino que son ricas en proteínas, fibra y son bajas en calorías.

Refuerza el sistema inmunitario.

Gracias a sus índices de zinc, las semillas de calabaza ayudan a mantener el sistema inmunitario en óptimas condiciones, potenciando la actividad de los linfocitos T. El zinc también ayuda al organismo a protegerse mejor contra los resfriados, la gripe, la conjuntivitis y otras infecciones similares.

Son ricas en magnesio.

La carencia de magnesio es causante de ansiedad, migrañas, calambres musculares y el síndrome premenstrual. Una porción de 28 g de semillas de calabaza asegura el 20% de la ingesta diaria de magnesio. Además, esta sustancia interviene en la transformación de los alimentos en energía, la transmisión de los impulsos nerviosos, la relajación de los músculos y la formación de huesos y dientes.

Las semillas de calabaza son bajas en calorías.

Las semillas de calabaza tienen menos calorías que varios frutos secos. Una porción de 28 g de semillas de calabaza tiene 126 calorías, casi menos de 40 calorías que las almendras y 60 calorías menos que las nueces para la misma porción.

Son ricas en hierro.

Las semillas de calabaza contienen mucho hierro. Una porción de 28 g proporciona casi el 5% de la ingesta diaria recomendada. Recuerda que el hierro es necesario para la salud y participa en un gran número de procesos de nuestro cuerpo. Sin embargo, ten en cuenta que el hierro de las plantas no se absorbe tan bien como el de los animales.

Alivian la vejiga irritable y la hiperplasia prostática benigna.

Aunque se necesitan más estudios científicos para poder definir exactamente cómo funcionan y cuál es su impacto, se cree que las semillas de calabaza ayudan a aliviar los síntomas de la vejiga irritable y los problemas de micción asociados a la hiperplasia prostática benigna (HPB).

Las semillas de calabaza son un antiinflamatorio natural.

Al ser una gran fuente de antioxidantes, las semillas de calabaza tienen un efecto antiinflamatorio, por lo que ayudan a defender el cuerpo contra el daño causado por los radicales libres.

Ayudan a mantener la salud de la piel, el cabello y las uñas.

Las semillas de calabaza contienen ácidos grasos esenciales, zinc, vitamina A y vitamina E. Todos estos nutrientes ayudan a mantener la piel brillante y el cabello y las uñas fuertes.

Un estudio con 76 participantes analizó los beneficios del aceite hecho de semillas de calabaza en la regeneración del cabello en hombres con alopecia. En los voluntarios que consumieron 400 mg de aceite durante 24 semanas, el crecimiento del cabello fue un 40% mayor que en los participantes que tomaron un placebo.

Ayudan a la eliminación de los cálculos renales.

Las semillas de calabaza han demostrado ser útiles al momento de evitar la formación de cálculos renales. También se recomienda beber mucha agua, limitar el consumo de sodio y no consumir más de 2 g de vitamina C al día.

Beneficios para la salud hormonal.

Gracias a los fitoestrógenos, las semillas de calabaza son excelentes para tratar el desequilibrio hormonal en las mujeres. Sin embargo, es necesario realizar más estudios científicos al respecto. Los fitoestrógenos son compuestos de origen vegetal que actúan en el organismo de forma similar a los estrógenos. También ayudan a regular el ciclo menstrual, los síntomas del embarazo y la lactancia

Publicaciones relacionadas