Salud

9 causas más comunes del mal aliento y cómo luchar contra cada una de ellas

Mal aliento, ¿Por qué? Hay un secreto que pocas personas conocen.

El mal aliento es molesto para los que lo tienen, pero también para los que están a su alrededor. A veces te encuentras con mal aliento sin siquiera entender por qué. Sin embargo, lo que comes y la efectividad de tu higiene oral no son siempre la única causa del problema. Si desea investigar el asunto más profundamente, puede encontrar varias maneras de entender la razón de ese mal aliento que está destinado a socavar su seguridad y arruinar sus relaciones interpersonales. La Clínica Mayo, una organización sin fines de lucro dedicada a la práctica, educación e investigación médica desde sus tres oficinas en Estados Unidos (Minnesota, Florida y Arizona), ofreció un amplio argumento sobre el tema. Para que la respuesta esté disponible para todos, se compiló una lista con las 9 causas más comunes del mal aliento y, por supuesto, cómo luchar contra cada una de ellas.

  1. Mala higiene oral: Cepillarse bien los dientes es necesario para tener siempre un aliento fresco y agradable. También puede ser útil utilizar el hilo dental para eliminar cualquier trozo de comida que pueda quedar atrapado en la boca.
  2. Tabaco: no hace falta decir que los fumadores tienden a tener un aliento peor que los que no tienen el mismo hábito. La regla se aplica también a los productos que contienen tabaco en general (como el de mascar).
  3. La lengua: A menudo está cubierto de bacterias, seriamente responsables del mal olor en la boca. En el caso de los aparatos de ortodoncia, el problema puede llegar a ser mucho más grave y el único remedio es la intensificación de la limpieza.
  4. Boca seca: «boca seca» es una condición que causa mal aliento profundo. Ocurre especialmente por la mañana porque durante la noche la saliva se reduce y no se elimina del cuerpo. El problema empeora cuando duermes con la boca abierta. Para resolver el problema necesitas beber mucha agua, lo que promueve una buena respiración.
  5. Problemas dentales: El mal aliento también puede provenir de infecciones orales, caries, enfermedades de las encías, heridas quirúrgicas, dientes a ser desvitalizados y así sucesivamente.
  6. Medicamentos: Algunos medicamentos tienen como consecuencia directa la halitosis, ya que contribuyen a la sequedad de la boca. No siempre es así, pero también puede ocurrir que los medicamentos se descompongan en el cuerpo y liberen sustancias químicas que puedan llegar al aliento.
  7. Las amígdalas y la nariz: Las placas blancas que a veces se forman en las amígdalas están cubiertas de bacterias y producen un mal olor. Las amígdalas, el moco, las gotas de la nariz y los resfriados tienen la misma consecuencia desagradable.
  8. Patologías graves: Hay algunas enfermedades – como las enfermedades metabólicas y algunos tipos de cáncer – que pueden dejar un olor característico. A menudo se acompañan de un sabor metálico en la boca, que no es nada agradable.
  9. Reflujo gastroesofágico: Ya un problema de larga data en sí mismo, también afecta al aliento eliminando cualquier sensación de frescura.

También puedes leer: Carbón activado: usos y beneficios

Publicaciones relacionadas