Salud

9 consejos útiles sobre nutrición si tienes problemas de tiroides

La glándula tiroides produce hormonas que regulan muchas funciones importantes del cuerpo, como el metabolismo, la frecuencia cardíaca y la temperatura.

Lo que come y cuánto come afecta directamente a su tiroides. En consecuencia, una dieta equilibrada es particularmente importante si le han diagnosticado hipotiroidismo (tiroides inactiva) o hipertiroidismo (tiroides hiperactiva).

De hecho, algunos alimentos pueden mejorar o exacerbar su condición y algunos incluso pueden interferir con los medicamentos para la tiroides.

Primero que nada, aquí hay algunos consejos para hacer que su tiroides funcione mejor.

Estos son los alimentos que afectan la glándula tiroides, tanto en personas sanas como en personas con una condición de tiroides:

  1. PRODUCTOS DE SOYA

Los productos a base de soja, como la leche de soja, el polvo, los batidos, el queso de soja, son buenos para las personas sanas, pero no deben exceder sus cantidades. Las personas con problemas de tiroides deben tener cuidado con la soya, especialmente si la tiroides está poco activa. Para las personas que sufren de hipertiroidismo, la soya puede ser útil, pero siempre es mejor consultar a un dietista.

  1. CAFÉ

El café influye en la efectividad de los medicamentos para la tiroides si se consume aproximadamente al mismo tiempo. Por lo tanto, es mejor tomar una taza de café al menos una hora después de tomar medicamentos para la tiroides.

  1. CALCIO Y HIERRO

El calcio y el hierro también pueden influir en la absorción de medicamentos para la tiroides. Si desea tomar un suplemento de hierro o calcio o comer alimentos fortificados con estos minerales, hágalo al menos 3-4 horas después de tomar medicamentos para la tiroides.

  1. GLUTEN

Si tiene problemas con la enfermedad celíaca o intolerancia al gluten y, al mismo tiempo, problemas de tiroides, debe seguir una dieta sin gluten.

Sin embargo, si no tiene una reacción adversa, el trigo y otros cereales con gluten están bien, especialmente los granos enteros.

  1. LECHE Y PRODUCTOS LÁCTEOS

La leche y los productos lácteos como el queso y el yogur son buenas fuentes de yodo. El yodo es importante para el buen funcionamiento de la tiroides: el consumo excesivo o insuficiente de este mineral puede dañar la tiroides.

  1. PESCADOS

Pescados como el salmón, el atún, el arenque, la trucha de lago y las sardinas son ricos en ácidos grasos Omega-3, un nutriente vital para muchas funciones del cuerpo. Los ácidos grasos omega-3 son útiles para el cerebro, el corazón etiroideo.

  1. CARNE

Las carnes como el pollo y la carne de res son ricas en zinc. La deficiencia de zinc puede causar problemas de tiroides, ya sea que usted esté saludable o tenga una condición de tiroides.

  1. FRUTAS

Las frutas (como los cítricos, el kiwi, el melón, la papaya, el mango, las ciruelas y las uvas rojas) y las bayas (como las cerezas, las fresas silvestres, las moras y los arándanos) son ricas en fibra, antioxidantes y vitaminas. Todo muy importante.

  1. VERDURAS

Las verduras crucíferas, como la coliflor, el repollo, el brócoli y las coles de Bruselas pueden interferir con la función tiroidea, pero esto no significa que deban excluirse completamente de la alimentación. Pregúntele a su médico qué cantidades de estos vegetales son seguras para usted. Tomates, calabazas y pimientos son una buena opción. Las algas pueden ser beneficiosas para la tiroides, pero deben consumirse con moderación: los diferentes tipos de algas, de hecho, contienen diferentes cantidades de yodo, y algunas de ellas contienen demasiado.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.