Belleza

9 remedios naturales para tratar las ojeras

¿Estás cansado de tener ojeras muy marcadas? Hoy veremos algunas alternativas naturales que permiten tratar el problema sin pasar por tratamientos muy costosos o con efectos secundarios. De hecho, todos estos remedios se pueden hacer desde la comodidad de tu hogar con ingredientes 100% caseros.

Las ojeras y las bolsas afectan a un gran número de personas en todo el mundo. Las causas son muchas, desde factores genéticos, envejecimiento, alergias, estrés, fatiga, hasta tabaquismo. Pero veamos algunos consejos útiles para tratar el problema y cuidar el contorno de nuestros ojos. Comencemos:

La cataplasma de patata.

Las patatas tienen agentes blanqueadores que reducen naturalmente el tamaño de las ojeras. Para aplicarla solo tienes que cortar finamente una rodaja de patata pequeña cruda y pelada, después corta la rebanada por la mitad y colócala sobre tus ojeras durante unos 10 minutos.

Bolsas de té verde.

Esta es una forma de reutilizar las bolsas de té verde. Comienza por dejarlas enfriar en la nevera durante 5 minutos y coloca una bolsa debajo de cada ojo durante 30 minutos y retíralas. Esto reactivará la circulación sanguínea debajo de los ojos y ayudará a reducir las ojeras.

Cucharas congeladas.

Este es de los métodos más sencillos, solo coloca dos cucharas pequeñas en el refrigerador y al día siguiente aplícalas en los ojos.

Bolsas de hielo.

Prepara dos bolsas frías envolviendo un paño alrededor de dos pedazos de hielo y aplícalo en cada ojo.

Mascarilla de gel para los ojos.

Es otro truco que usa el frío como ingrediente principal. Necesitarás dos bolsas pequeñas de gel y enfriarlas durante todo el día en el refrigerador, al momento de dormir aplícalas hasta que todo el frío se haya ido y descansa. Al día siguiente vuelve a colocarlas por otros 5 o 10 minutos para descongestionar los ojos y combatir las ojeras.

Rodajas de pepino.

Las rodajas de pepino son muy conocidas por todos para reducir las bolsas y las ojeras. Este alimento cuenta con un 95% de agua y es una increíble fuente de hidratación. Por si fuera poco, también es una buena fuente de cobre, el cual favorece la formación de colágeno. Para aplicar el pepino solo tienes que cortar dos rodajas y dejarlas enfriar durante al menos una hora en la nevera. Después échate y manteniendo la cabeza ligeramente elevada coloca una rodaja de pepino en cada anillo durante unos 15 minutos manteniendo los ojos cerrados.

Posos de café.

En un bol, mezcla una cucharada de yogur con una cucharadita de posos de café y deja la mezcla en la nevera durante una hora. Después aplícalo directamente en las ojeras durante al menos unos 10 minutos y aclara la piel usando un algodón. Te recomendamos hacer este tratamiento al menos 4 veces a la semana.

Leche.

Empapa 2 compresas de leche de vaca fría semidesnatada y déjalas debajo de los ojos durante 5 minutos para que puedan hidratarse rápidamente.

Publicaciones relacionadas