LifeStyle

Después de 20 rellenos, a los 22 años es la mujer con los labios más grandes del mundo

Apodada la Barbie humana, la joven mujer compartió una foto suya con sus casi 38.000 seguidores en Instagram después de recibir su última inyección

Un retoque labial con una hábil dosis de relleno no se le niega a nadie y se ha convertido en una práctica bastante común. Lo importante, para no banalizar la cosa, es mantener el sentido de la proporción.

Pero estos días es la historia de una joven de veintidós años que – no contenta con haber cuadruplicado el tamaño de sus labios – acaba de recibir la vigésima inyección de relleno y parece tener la intención de continuar hasta que sus labios sean los más grandes del mundo.

Andrea Emilova Ivanova, de Sofía, Bulgaria, ha gastado miles de euros en clínicas de belleza a través de inyecciones de relleno labial.

Apodada la Barbie humana, la joven, después de recibir su última inyección, compartió una foto de sí misma con sus casi 70.000 seguidores en Instagram para mostrar sus labios cada vez más grandes.

Un post compartido por Andrea Ivanova (@andrea.andrea345).

Andrea, que comenzó su transformación en 2018, desembolsó alrededor de 135 libras esterlinas (poco más de 150 euros) por cada tratamiento, pero admitió con franqueza que ha perdido la cuenta de cuánto ha gastado a lo largo de los años.

La estudiante de filosofía añadió que aunque probablemente ya tiene los labios más grandes del mundo, seguirá recibiendo más tratamientos hasta que esté completamente satisfecha con el resultado.

«Me gustan mucho mis nuevos labios aunque después de cada inyección comer es muy difícil», admitió la chica, «pero los peores días son el segundo y el tercero después del tratamiento». Por suerte, al menos no estoy restringido en la elección de mi comida».

«Me gustaría tener más rellenos pero los médicos piensan que esto es suficiente», continuó, «aunque en realidad me gustaría una ‘cara’ aún más grande». Mi médico dijo que me dará más tratamientos, aunque tendré que esperar unos meses más».

Andrea añadió que recibe docenas de comentarios de entusiastas fanáticos alabando el tamaño de sus labios, e incluso le han hecho propuestas de matrimonio.

Pero no todo el mundo es fan de sus rasgos «sobredimensionados», y la estudiante también ha recibido duras críticas de los usuarios de las redes sociales que la han culpado de sus tratamientos de belleza extrema: «Recibo comentarios tanto positivos como negativos, aunque normalmente son las mujeres las que escriben la mayor parte de estos últimos».

A pesar de esto, Andrea se niega a preocuparse por lo que la gente piensa de sus labios, añadiendo que lo único que importa es su opinión.

«Soy de mente abierta», concluye, «y creo que la gente debería ser libre de elegir lo que es grande, más grande o demasiado grande para ellos. Para mí, no hay límites».

También puedes leer: Una chica no se ha cepillado los dientes en 10 años. Lo que le pasa a su boca es absurdo

Publicaciones relacionadas