LifeStyle

Sacerdote de 80 años abandona sus hábitos religiosos y se casa con un joven de 25 años

Esta es la historia de Philip Clements de 80 años y Florin Marin de 25, quienes se casaron luego de conocerse en un sitio para buscar pareja.

El exreligioso dice que se encuentra “más feliz que nunca” desde que se casó con este chico que conoció luego de dejar la iglesia. Entre ellos existe una diferencia de 55 años, y aunque se han visto obligados a vivir separados (a más de 2 kilómetros de distancia), su matrimonio celebrado en 2017 al parecer va muy bien.

Por su parte Philip, quien vive en Dover, dice que su felicidad se debe a que “él es mi primera relación real e importante desde que me retiré de la iglesia, estoy tan enamorado. Es el hombre más divertido de todos, me hace reír hasta que me duele el estómago”. Esto lo contó el hombre de 80 años al Daily Mirror. “Odio cuando no estamos juntos, pero lo entendemos y nos hemos convertido más fuertes como pareja, por lo que ahora también podemos vivir separados”, indicó el exsacerdote.

Philip, también dice que la distancia no los ha afectado para nada en su relación: “hablamos a diario por FaceTime, no estar juntos a diario permite que todo sea más emocionante, literalmente cuento los días para volver a verlo”. Y luego bromea diciendo: “no puedo exagerar porque mi corazón posiblemente se rendirá”.

Estos dos hombres se conocieron en 2015, pero fue en el año 2017 cuando llegó la boda. Hoy en día se reúnen cada dos o tres meses y se van de vacaciones a Rumania, Turquía y España.

“Definitivamente Florin me ayuda a mantenerme joven. Incluso hasta mi ropa ha cambiado desde que lo conocí, ahora utilizo pantalones mucho más ajustados. Soy consciente que no me queda mucho tiempo en este mundo y me gustaría pasarlo solo con él”, continúa el exsacerdote.

Luego de preguntarle por la notable diferencia de edad, esto respondió: “Algunas personas se preguntarán qué tenemos en común debido a la diferencia de edad, pero la verdad es que son muchas las cosas que tenemos en común y disfrutamos mucho de la compañía del otro”.

Asimismo, el modelo de 25 años dice: “Mi familia aceptó nuestro matrimonio. Philip es un hombre inteligente, me ha enseñado mucho en los últimos cinco años que hemos estado juntos. Gracias a él conozco de la época victoriana y de la Segunda Guerra Mundial, me agrada mucho escucharlo. Cuando nos vamos de vacaciones juntos nos divertimos, vamos al cine y comemos buena comida con buen vino”.

Y finaliza Florin diciendo: “somos como cualquier otra pareja a pesar de tener 50 años de diferencia”.

Publicaciones relacionadas