Tecnologia

Abren investigación para esclarecer supuesto efectos nocivos de Tik Tok en los niños

Esta es una de las plataformas digitales más populares de la era

Además de los juegos, Tik Tok es una de las aplicaciones más descargadas y populares a nivel mundial, con más de 600 millones de usuarios. Muchos de ellos aseguran que pueden pasar varias horas ininterrumpidas dentro de la misma, sin sentir siquiera una pizca de aburrimiento.

Y es que esta plataforma de origen chino, tiene la capacidad de darle un ‘universo’ de posibilidades a sus suscriptores en lo que a entretenimiento respecta; pero además se ha convertido en un escenario para exponer anécdotas, logros y trabajos realizados. Incluso, su éxito ha sido tal, que ya se utiliza como un medio para publicitar productos y servicios.

Fue lanzada en el año 2016, pero su ‘boom’ llegó en 2020 cuando por cuenta de la pandemia el mundo entró en un confinamiento obligatorio; esto trajo consigo mucho tiempo de ocio tanto en niños como adultos, y así comenzaron las descargas masivas. Los bailes y los particulares doblajes e imitaciones se volvieron parte del diario vivir.

Le puede interesar: Qué aplicación es más segura: WhatsApp, Telegram o Signal

¿Pero es realmente Tik Tok una plataforma viable para el uso en los niños?

Un grupo de magistrados de ocho estados de los Estados Unidos, ha armado una coalición para estudiar si el uso excesivo de Tik Tok en niños, podría generar efectos nocivos. La investigación tiene como fin esclarecer las estrategias que emplea esta red social a través de sus algoritmos y su marketing, para que los más pequeños pasen más tiempo activos en ella.

Rob Bonta, un fiscal de California, indicó al respecto que la incidencia que tienen las redes sociales en el crecimiento de los niños, puede ponerlos ante «versiones filtradas de la realidad» y causar «efectos devastadores en la salud mental y bienestar».

El portal web de pediatría, Healthy children (niños sanos traducido al español); dice que el uso constante -no solo de Tik Tok sino de otras redes sociales como Instagram y Facebook- puede poner a los menores en riesgo de obesidad, bajar su rendimiento académico, generarles problemas de sueño, entrar en depresión, los expone a la posibilidad de que haya acoso cibernético, y entre otras cosas podría producir comportamientos peligrosos.

Tendencias peligrosas

En ese último aspecto hay muchos antecedentes que sirven para confirmar que efectivamente un uso excesivo y no supervisado de esta aplicación; pone en riesgo la integridad de los niños. Muchos de ellos han perdido la vida llevando a cabo tendencias peligrosas que se hacen virales y que retan su valentía.

Por citar algunos de los casos, está el de una pequeña italiana de 10 años que se sumó al denominado «desafío del apagón» y falleció por asfixia. El reto consistía en atarse un cinturón al cuello, para medir el tiempo que se puede pasar sin respiración.

El mismo hecho ocurrió en Estados Unidos con un niño de 12 años, residente de Colorado. Fue hallado dentro de un mayo en estado de inconciencia y aunque permaneció un mes conectado a respiración artificial, no logró sobreponerse al daño que le causó la falta de oxígeno.