Belleza

Aceite de ricino: el mejor aliado para fortalecer cabello y uñas

Muchos conocen los diferentes usos del aceite de ricino, pero hoy nos centraremos en sus beneficios en cuanto al cabello y las uñas, entre otros que pasan desapercibidos.

El aceite de ricino es una grasa de origen vegetal que se obtiene del prensado de las semillas de una planta llamada Ricinuscommunis. Este increíble producto natural es ideal para fortalecer y nutrir varias partes del cuerpo que son compuestas por queratina, como el cabello, las cejas y las uñas. Veamos en detalle algunos de los beneficios del aceite de ricino.

Uno de sus principales beneficios es que el aceite de ricino es un emoliente y acondicionador con propiedades extra hidratantes. Además, funciona como antiinflamatorio, antifúngico, antibacteriano, laxante, además de fortalecer todas las partes del cuerpo que requieran de queratina y equilibrar el sebo de la piel y el cuero cabelludo.

El aceite de ricino se ha empleado desde la antigüedad como parte de la rutina de belleza de millones de mujeres, ya que es un gran remedio para eliminar las manchas oscuras producidas por los granos o el envejecimiento de la piel.

Además, este aceite puede ser usado sin problemas para tratar la dermatitis, la picazón, el enrojecimiento, el acné, y puede suavizar las ojeras y la hinchazón. Como ya dijimos, el aceite de ricino es excelente para fortalecer y hacer crecer las pestañas, las cejas y las uñas, y también ayuda a prevenir la caída del cabello, haciendo cada cabello más grueso y saludable.

¿Cómo se utiliza? Veamos algunos ejemplos:

Si se buscas tratar el estado de las uñas con aceite de ricino, solo tienes que aplicar el producto usando un poco de algodón sobre las cutículas y masajear bien durante 5 minutos para que pueda penetrar bien en el interior de la uña. Esto hará que favorezca la microcirculación y el crecimiento. Un buen consejo es mantener las uñas sin esmalte mientras se aplica el aceite.

El aceite de ricino también tiene grandes beneficios cuando se usa como bactericida, puesto que es muy útil para eliminar los hongos de las uñas y hacerlas sanas y fuertes. Si quieres obtener mejores resultados te recomendamos combinarlo con aceite de oliva o de almendras.

En lo que respecta al cuidado del cabello, sobre todo el que está pasando por una temporada quebradiza y seca, el aceite de ricino es perfecto para hacer mezclas nutritivas. Solo tienes que mezclar dos cucharadas de aceite de ricino con otras dos de aceite de coco y aplicar en todo tu cabello y dejando que actúen durante 20 minutos.

Por último, el aceite de ricino es ideal para tratar pestañas débiles y poblar la zona de las cejas. Solo tienes que aplicarlo usando un peine justo antes de dormir y notarás como al cabo de unas semanas ya se empezarán a ver los primeros resultados positivos.

Publicaciones relacionadas