Salud

Aceites esenciales que disminuyen la presión arterial

La presión arterial es la fuerza que ejerce la sangre contra las arterias al ser bombeada por el corazón. La hipertensión puede ocasionar síntomas como dolor de cabeza, mareo, palpitaciones e incluso hemorragias nasales, sin embargo, la mayoría de las veces muchas personas no notan ningún síntoma, por lo que una buena parte de la población puede ser hipertensa y no saberlo. Existen muchos posibles factores que facilitan el desarrollo de esta enfermedad, entre ellos encontramos:

  • La obesidad.
  • El tabaquismo.
  • El estrés emocional.
  • El alto consumo de alcohol.
  • Un estilo de vida sedentario.
  • Una alimentación alta en sal.

En caso de que te diagnostiquen con hipertensión, lo más probable es que te receten medicamentos para «normalizar la presión arterial». Sin embargo, los aceites esenciales naturales también pueden ser útiles e ideales para complementar al tratamiento. Algunos de estos son:

Aceite esencial AE de Ylang-ylang

Está perfectamente indicado en caso de hipertensión. Tiene un efecto relajante y desestresante, por lo que calma la tensión. Se puede utilizar de tres formas:

  1. Vía oral: por recomendación médica y una vez hayas consumido algún alimento, diluye dos gotas en una cucharada de miel.
  2. Inhalación: coloca una gota de este aceite esencial en la muñeca, frótala para que se esparza el aroma y respíralo.
  3. Masaje: pon dos gotas de AE de Ylang-ylang en las plantas de los pies y masajeé haciendo movimientos circulares.

Aceite esencial de romero

El aceite de romero tiene propiedades útiles para retardar la aparición del endurecimiento arterial, un factor clave cuando se detecta un comportamiento anormalmente alto en la presión arterial.

Aceite esencial de rosa

El aroma de la flor contiene un efecto relajante para el cerebro, además de que se sabe que también es un ansiolítico y antidepresivo, elementos que se ha comprobado que afectan al comportamiento de la presión arterial.

Aceite esencial de salvia

El aceite esencial de salvia es ideal para combatir la hipertensión. Sus propiedades ayudan a aliviar el estrés, la depresión y sus enfermedades relacionadas. Por otro lado, al reducir los comportamientos depresivos, se disminuye la probabilidad de consumir alcohol u otras sustancias contaminantes.

Aceite esencial de bergamota

La bergamota es un producto natural muy utilizado en el mundo de la belleza gracias a sus beneficios en el cuidado de la piel. Sin embargo, unos estudios recientes han demostrado el poder de este aceite en pro de mejorar la salud arterial. Por otro lado, este aceite tiene propiedades que mejoran el estado anímico y ayudan a disminuir los niveles de ansiedad.

Aceite esencial de lavanda.

Se trata de una planta muy efectiva, perfecta para tratar trastornos neurológicos, la ansiedad y el estrés. Es un aceite con muchas propiedades y beneficios para la salud: reduce la presión arterial, calma los síntomas que la provoca, mejora el sueño, disminuye el estrés, además, gracias a que la lavanda es analgésica, ayuda a aliviar los dolores de cabeza. También, ayuda a reducir la frecuencia cardiaca y a aumentar las ondas cerebrales.

Recomendaciones

Tal vez no lo sepas, pero los cambios en el estilo de vida pueden contribuir con el mejoramiento de la hipertensión y, de igual forma, reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares. Por lo tanto, seguir los siguientes consejos puede ser de mucha ayuda para tu salud:

Mantener el consumo de sal al mínimo.

Limitar el consumo de bebidas alcohólicas.

Lleva una dieta rica en frutas, verduras y pescado.

Bajar de peso en caso de padecer de obesidad o sobrepeso.

Realizar actividad física con regularidad.

Dejar de fumar para disminuir la probabilidad de sufrir alguna enfermedad cardiovascular y actuar indirectamente contra la hipertensión.