Acné, ¿el bicarbonato de sodio puede ser útil para eliminar los granos?

Acné, ¿el bicarbonato de sodio puede ser útil para los granos? Aquí está la respuesta.

Acné, ¿el bicarbonato de sodio puede ser útil para los granos?

El bicarbonato de sodio en la piel puede tener un efecto ligeramente abrasivo. Esto es una verdadera panacea de belleza para la piel grasosa o impura. El bicarbonato de sodio en los granos es muy efectivo.  El acné es una condición muy común que afecta tanto a mujeres como a hombres. Puede ser causado por varios factores. Principalmente se debe a un desequilibrio en el pH de nuestra piel. El bicarbonato de sodio es capaz de equilibrar el ph de la piel, por lo que puede ser útil.

Los factores que desencadenan el acné

Las erupciones y los puntos negros crean un exceso de sebo, otro factor que causa el acné. Los remedios contra el acné son muchos, entre ellos muchos son naturales, pero en los casos más graves, se necesita la ayuda de un dermatólogo, que tras una serie de revisiones, determinará la causa de la aparición de granos, asignando el tratamiento adecuado. Sin embargo, en casos menos graves, el bicarbonato puede utilizarse para aliviar el acné. Con el bicarbonato se pueden preparar mascarillas faciales naturales y muy eficaces. Mezclado con agua, forma una pasta abrasiva que ayuda a exfoliar la piel y elimina el sebo.

El bicarbonato de sodio

El bicarbonato, sin embargo, no es muy adecuado para pieles sensibles, porque tiende a secar mucho la piel, por lo que sería preferible usarlo si se tiene una piel mixta o grasa. Por seguridad, antes de aplicarlo en toda la cara, debe aplicarse en una pequeña zona para comprobar si hay efectos secundarios. Sin embargo, no debe aplicarse en la cara más de dos veces por semana, ya que puede desequilibrar el pH de la piel y causar una mayor proliferación de granos en lugar de su eliminación.

Mascarilla para el rostro con bicarbonato

Las mascarillas de bicarbonato de sodio son muy fáciles de preparar. Por ejemplo, puedes prepararlos con bicarbonato de sodio, agua y limón. Esta mascarilla tiene una acción exfoliante, desinfectante y purificadora, además, el efecto astringente del limón favorece aún más el secado de los granos y facilita su desaparición. El limón, en combinación con el bicarbonato de sodio, nos ayuda a limpiar la piel en profundidad para eliminar toxinas y residuos de grasa que forman granos y espinillas.

También puedes leer: La presión arterial alta, aquí están todos los remedios naturales para bajarla