¿Cómo actuar si se me sube o baja la Presión Arterial?

La Hipertensión Arterial es una enfermedad altamente prevalente en nuestra sociedad y es por eso que muchas personas están bajo tratamiento con medicamentos llamados antihipertensivos. Estos medicamentos tienen la función de controlar los valores de tensión arterial en el organismo y así ayudar a prevenir complicaciones, tanto a corto como a largo plazo.

Uno de los problemas que conlleva esta enfermedad es que se la conoce como “silente”; es decir, en muchas circunstancias el paciente no tiene la posibilidad de detectarla ya que no da síntomas. Es por ello muy importante saber que los adultos deberían tomarse su tensión arterial de manera periódica y si esta, por cualquier motivo, diera elevada, se le recomienda consultar con algún profesional de la salud.

Presión Alta: ¿Cómo puedo hacer para bajarla?

Como se nombró anteriormente, la presión alta muchas veces no da síntomas. En otras ocasiones puede manifestarse con dolor de cabeza o nuca, cierta dificultad para respirar, sensación de mareos, cambios en la visión, palpitaciones y, rara vez, sangrado nasal.

Si el paciente no se conoce hipertenso, es conveniente consultar a un profesional para ahondar en estudios diagnósticos y propuestas de tratamiento a fin de controlar la presión.

Si el paciente está bajo tratamiento con medicamentos recomendados por un médico, lo más importante es que intente cumplir con los mismos, de la manera que el profesional se los prescribió. Y cualquier inconveniente que tenga con los mismos (costos, dudas, reacciones adversas u otros) que los consulte con el médico antes de tomar cualquier determinación. Si la presión aún persiste elevada, será pues conveniente visitar nuevamente al médico para reacomodar el esquema terapéutico.

Hay otras tareas que el paciente puede hacer por su cuenta, las cuales sin dudas ayudarán a controlar su presión:

  • Bajar de peso, sobre todo ante la presencia de sobrepeso u obesidad.
  • Controlar su dieta incorporando frutas y vegetales, alimentos de bajo contenido en grasas y productos lácteos descremados.
  • Reducir el consumo de sal con los alimentos.
  • Incorporar actividad física aeróbica, al menos 30 minutos diarios casi todos los días de la semana.
  • Disminuir el consumo de alcohol.
  • Controlar el stress.

Presión Baja: ¿Cómo puedo hacer para subirla?

En contraparte, hay pacientes que, por diferentes motivos, pueden notar una caída de la presión arterial y que, en oportunidades, se puede acompañar de sensación de mareos, decaimiento general, sueño y hasta sensación de desvanecimiento en algunos casos.

Es importante recalcar que el profesional bajo el cuidado del paciente tiene que revalorar en estos casos la causa de este fenómeno y actuar en consecuencia, modificando quizás el esquema de medicamentos que el paciente recibe.

Mientras tanto, cuando el paciente note que su tensión está baja es muy importante que incorpore ciertas medidas:

  • Evitar incorporarse demasiado rápido
  • No hacer movimientos bruscos
  • Evitar actividades extenuantes
  • Contemplar la posibilidad de hacer reposo en el domicilio, para no agravar los síntomas.
  • Además, se recomienda ingerir mayor cantidad de líquidos o hasta algunas veces incorporar algún alimento con sal temporariamente.

Fuente : HPUDC