Belleza

¿Quieres adelgazar sin tener que recurrir a dietas estrictas y agotadoras? Sigue estos consejos

Seguir dietas estrictas tiende a ser muy agotador, y el resultado que obtenemos es mucho cansancio y frustración en la mayoría de los intentos. Sin embargo, para perder peso, muchas veces solo se necesita saber que comer, como y cuando. Aquí te daremos 10 consejos para perder peso sin fracasar en el intento.

Toma mucha agua: el agua te hidrata y ayuda a regular los movimientos intestinales. Beber mucha agua es fundamental para la salud, controla el apetito y nos ayuda a evitar los ataques de hambre nerviosa. Tomar un litro y medio de agua al día ayuda a que tu metabolismo se revitalice y se fortalezca.

Usa platos pequeños: si usas platos grandes, vas a llenarlos. En cambio, si utilizas platos pequeños, la cantidad de comida que consumirás será menor. También debes controlar cuanto comes y evita repetir la comida. Si aún tienes hambre, intenta comer una fruta o un yogur sin azúcar.

Practica algún deporte: hacer ejercicio es importante para la salud, y algunos de los muchos beneficios del deporte es que nos ayuda a esculpir nuestro cuerpo y a gastar mucha más energía almacenada, por lo que podremos comer lo que queramos y eliminar calorías de manera natural.

Comer queso: no es malo comer queso, solo hay que ingerirlo en el momento adecuado y de la mejor forma. El momento ideal es el desayuno, pero no lo acompañes con pan, especialmente si es pan blanco. Evita comerlo después de las 6 de la tarde.

Regálate un pequeño capricho semanal: no te prives de darte un respiro cada semana, come pizza, postre, dulces, solo no te sientas culpable. Aunque sientas frustración por no poder comer libremente, debes saber que puedes darte un gustito al menos una vez a la semana.

Consume pescado: bueno para el cuerpo y el alma, ayuda a perder peso y te permite cocinar recetas deliciosas. A diferencia de la carne roja, las grasas del pescado son beneficiosas. ¡Así que no te prives de un buen pescado al horno, para el almuerzo y la cena!

No te apresures para comer: come despacio, dale tiempo a tu organismo para que comprenda que está lleno. Un consejo: después de cada bocado, deja los cubiertos. Esto te ayudará a eliminar hasta 500 calorías diariamente.

Come tranquilo y en una mesa: si comes en la mesa concentras tu atención en los alimentos, y esto hace que mastiques mejor y por más tiempo. Si centras tu atención en otra cosa que no sea la comida, tiendes a comer más rápido y a consumir más calorías.

Ten a la mano siempre una merienda: cuando estamos intentando bajar de peso, es cuando más nos dan ataques de hambre repentinos, pero no tienes que prohibirte un bocado, puedes comer una porción de fruta, almendras, un yogur o unos palitos de verdura cruda. Estos alimentos no intervienen en tu dieta.

Escucha a tu cuerpo: ten en cuenta tus propias sensaciones. Come cuando de verdad tengas hambre, esto evitara que ingieras alimentos cuando no los necesites.

Publicaciones relacionadas