Belleza

Adiós a los tacones ¡Hola a estos 5 beneficios!

Los tacones son unos de esos accesorios que jamás pasan de moda y que se encuentran en el armario de la mayoría de las mujeres. Y es que esa sensación de altura y la forma en que estilizan nuestro cuerpo nos hace sentir atractivas, seductoras y refuerza nuestra confianza. Pero ¿Sabes realmente lo que estás arriesgando al usarlos?

El problema de los tacones

Si, son zapatos hermosos, sin embargo, hacen que nuestros pies tomen una posición forzada para la cual no han sido diseñados. No contentos con ello, los tacones además son causantes de ampollas, dolor en los talones, tendones, pérdida del equilibrio y cansancio en espalda y piernas.

Es por ello que llegó la hora de decir adiós a los tacones, y de recibir estos 5 increíbles beneficios por dejar de usarlos:

  1. Mejorarás tu equilibrio

Muchas veces al utilizar tacones tendemos a tropezarnos y hasta caernos. Y es que por a la posición que adoptan nuestros pies se ven reforzados los músculos ubicados a los lados del talón, así como los de la parte delantera y trasera del pie, dejando sin fuerza ni estabilidad el tobillo. Automáticamente desarrollamos falta de equilibrio.

Sin embargo, al cambiar nuestro calzado por uno más plano, el tobillo adopta su forma natural y desarrolla las funciones para las cuales fue creado, haciendo que nuestro equilibrio y estabilidad mejoren.

  1. Tus piernas se alargarán

Un estudio realizado en el año 2012 y publicado por The Journal of Applied Physiology explica que aunque usar tacones nos genera la sensación de alargamiento de nuestras piernas, dejar de usarlos de hecho hará que las mismas se alarguen verdaderamente.

Los investigadores se basaron en la manera de caminar de las mujeres que empleaban tacones a diario y descubrieron que las mismas tenían una pantorrilla corta y realizaban pasos cortos.

Esto se debe a que pasar tanto tiempo con los pies en punta impide la extensión normal de esta zona del cuerpo. Dejar de usar tacones y caminar con los pies planos hará que las pantorrillas vuelvan a desarrollar su longitud normal y por ende, nuestras piernas se alargarán.

  1. El dolor de talones desaparecerá

Al igual que con las pantorrillas, los tendones de Aquiles se acortan al emplear tacones continuamente, haciendo que cuando utilizas un calzado plano y colocas tu pie en un ángulo de 90 grados experimentes dolor debido a la tensión de estos tendones.

Krista Archer, Doctora en podología del Hospital Lenox Hill en Nueva York, asegura que al dejar de usar tacones, en cuestión de días el tendón adopta su tamaño y posición normales, haciendo que el dolor en los talones desaparezca por completo.

  1. Alivia y reduce el estrés y dolor de espalda

Si bien es cierto que nuestro cuerpo se ve estilizado al usar tacones, al mismo tiempo la presión de la columna vertebral en la región lumbar aumenta, causando incluso espondilolistesis (deslizamiento una vértebra sobre otra) en algunos de los peores casos.

El quiropráctico Todd Sinett, asegura que al dejar de usar tacones la columna vertebral vuelve a su forma normal, reduciendo así esta condición tan dolorosa, causando alivio y la desaparición del estrés.

  1. Despídete de la rodilla de corredor

La tensión en los ligamentos y tendones de la rodilla está ocasionada por el desplazamiento de tu centro de gravedad al emplear tacones. Sin embargo, está demostrado que, al dejar de usar tacones, esta terrible molestia y dolor desaparece rápidamente.

¿Estas dispuesta a recibir estos 5 beneficios? Pues llegó la hora de mimar a nuestro cuerpo desde adentro hacia afuera y permitir que nuestras piernas en general vuelvan a su estado y condiciones de salud natural.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.