Actualidad

Adiós al A68, el mayor iceberg del mundo se derritió

Este gran y voluminoso bloque de hielo había estado navegando por al menos 4 años en todo el océano.

Si nos referimos a este cubo de hielo como un iceberg común, no generaría ningún tipo de asombro o interés en los lectores. Pero, si hablamos de su belleza o su majestuosidad sin comparación en la naturaleza, sí podría despertar el interés en las personas.

Por si no lo sabías, el A68 es la masa glaciar más imponente de la Tierra. Posee un área de 6000 kilómetros cuadrados, un equivalente a 60 ciudades españolas de gran superficie juntas. Hoy, decimos adiós al rey de los icebergs, ya que se ha derretido el A68. O bueno, se derrite en fragmentos cada vez más pequeños.

¿Este glacial era peligroso?

Sí, desde 2017 este iceberg había estado navegando a la deriva en el Polo Sur. Además, estaba posicionado en curso hacia una isla de Georgia del Sur cerca de la Antártida, listo para chocar con esta. Es por eso que, entre los entusiastas y los meros curiosos, el A68 se convirtió en la estrella de las páginas y/o redes sociales, ya que estos aficionados intercambiaban información e inquietudes sobre su viaje en el océano.

Vientos, olas y temperaturas.

El A68 se empezó a tener en cuenta cuando, después de un año en el cual apenas se había movido, empezó a trasladarse en dirección al norte con una velocidad que iba incrementando poco a poco. Ahora el iceberg se ha quebrado en mil pedazos pequeños que, según el Centro Nacional de Hielo de EE. UU., ya no merecen ser vigilados.

Este superbloque de hielo era temido, puesto que se podía estrellar contra las zonas británicas de Georgia del Sur, especialmente porque debido a las fuertes corrientes y vientos, el iceberg iba adquiriendo más velocidad. Sin embargo, lo que llegó a acabar con este gran glacial fueron las olas, el agua caliente y el aumento de las temperaturas en el Atlántico.

El A68 rompió un récord: 4 años navegando a la deriva por el océano.

Adrian Luckman, de la Universidad de Swansea, dijo a la cadena británica Bbc News: «Es increíble que el A68 haya durado tanto. Si piensas en la relación de grosor, es como cuatro hojas de papel A4 apiladas encima una de otra. Así que este pedazo de hielo era increíblemente flexible y frágil mientras se movía por el océano. Duró años, pero al final se rompió en cuatro o cinco trozos y estos también se fundieron».