Adulta mayor de 88 años fue estafada y echada de su casa por su hija

Sentada en el borde de una acera, con una manta, un carrito de supermercado al lado y sin un hogar al cual regresar. La foto está dando la vuelta al mundo, causando ira y conmoción en la web.

La foto proveniente de Chile está dándole la vuelta al mundo. Una foto que transmite mucha rabia y tristeza. La historia de esta imagen ha desencadenado un verdadero escándalo masivo, haciendo que miles de internautas expresen su descontento con la situación y pidiendo ayuda ante tan indignante acto. La foto de la que hablamos muestra a una anciana de 88 años que se encuentra sentada en la calle, sin nada, sin un hogar, solo con una manta para abrigarse del frío y unos pocos objetos dentro de un carrito de supermercado.

La historia viene de la ciudad de Linares, en Chile, donde se ha sabido que la mujer, identificada como Adriana Lobos, había sido desalojada de la casa por su propia hija, llamada Fernanda, después de que su madre le diera las escrituras del apartamento. También se puede encontrar el testimonio de la segunda hija de Adriana, Alejandra, la cual cuenta en una entrevista:  «No teníamos idea de que esto estaba sucediendo, pero mi hermana Fernanda, a finales del año pasado, registró la casa sin previo aviso para luego venderla, no nos lo esperábamos».

Parece que Fernanda, la hija de Adriana, adquirió por métodos poco amigables la propiedad del apartamento, aprovechándose de la falta de lucidez de la anciana. Su familia se preocupó cuando los vecinos alertaron del deplorable estado de la anciana en las calles de la ciudad. Ahora, Alejandra ha presentado una demanda en contra de su hermana Fernanda por los actos cometidos, tratando de recuperar la casa perdida y haciendo justicia para su madre.

La señora Adriana vive ahora con su hija Alejandra y ha sido examinada por los médicos, los cuales la han encontrado en un estado de desnutrición avanzada. Incluso el alcalde de la ciudad, Mario Meza, intervino en el problema, condenando lo sucedido: «Se trata de un hecho lamentable, un hecho que duele, porque nadie esperaría que una hija desalojara a su propia madre, dejándola a la intemperie”.

El alcalde añadió que estaba dispuesto a apoyar cualquier acción legal en contra de Fernanda, apoyando a la señora Adriana y a su hija Alejandra, explotando algunos defectos formales, con el fin de hacer todo lo posible para recuperar la propiedad, devolviendo así la dignidad y dando la justicia a la mujer.