Cocina, recetas y alimentos

¿Cómo afecta el exceso de azúcar a nuestro organismo?

Cuando consumimos demasiado azúcar, el cuerpo nos envía señales claras: fatiga crónica, piel apagada, aumento de peso, azúcar alta en la sangre, hipertensión, incluso depresión, todo lo cual hace necesario reducir drásticamente el consumo de azúcar. Por desgracia, esto no es fácil porque el azúcar es una verdadera adicción. La primera regla que hay que recordar para reducir el consumo es leer siempre las etiquetas nutricionales, analizando la lista de ingredientes, y la segunda regla es aprender a reconocer las señales que nos envía nuestro cuerpo.

Estos son algunas de las consecuencias del exceso de azúcar en el cuerpo:

Estado de ánimo

Los dulces o las galletas ocasionales nos ofrece un rápido y estallido de energía al elevar los niveles de azúcar en la sangre. Pero cuando el nivel desciende y sus células absorben sus propiedades, podemos pasar por efectos secundarios como nerviosismo y ataques de ansiedad.

El cuidado de los dientes

Es bien sabido por todos que los dulces pueden arruinar los dientes. Las bacterias que causan las caries se alimentan del azúcar que queda en la boca después de comer algo dulce, lo que aumenta la probabilidad de sufrir caries.

Riñones.

Si sufres de diabetes, el consumo excesivo de azúcar puede provocar daños en los riñones e insuficiencia renal.

Daños sobre las articulaciones

Comer muchos dulces puede agravar el dolor articular debido a la inflamación que provocan. Además, los estudios demuestran que el consumo excesivo de azúcar puede aumentar el riesgo de desarrollar artritis reumatoide.

Consecuencias sobre la piel

El consumo excesivo de azúcar se une a las proteínas del torrente sanguíneo y crea moléculas nocivas que tienen un serio efecto sobre el envejecimiento de la piel. Además, daña el colágeno y la elastina propia de la piel.

Sobre el funcionamiento del hígado

Un consumo excesivo de azúcares añadidos puede hacer que el hígado cree resistencia a la insulina, una hormona importante que convierte el azúcar en la sangre en energía. Este efecto hace que el organismo no pueda controlar los niveles de azúcar presente en la sangre, lo que puede conducir al desarrollo de diabetes de tipo 2.

Sobrepeso.

Seguramente no sea una novedad para nadie, pero cuanto más azúcar se consuma, mayor será el aumento de peso.

Cuidado con el corazón

Cuando se come demasiada azúcar, la insulina extra que corre en el torrente sanguíneo puede afectar negativamente al funcionamiento de las arterias, haciendo que sus paredes se hinchen más rápido de lo normal. Esto termina provocando estrés en el corazón, debilitándolo a mediano y largo plazo. Además, puede aumentar la probabilidad de sufrir enfermedades del corazón, infartos y derrames cerebrales.

El consumo de azúcar y sus efectos en el páncreas

Cuando comemos, el páncreas segrega insulina, pero cuando hay un consumo excesivo de azúcar, el cuerpo deja de responder adecuadamente a esta hormona y el páncreas empieza a bombear más. Con el tiempo, el exceso deteriorará la tolerancia y los niveles de azúcar en sangre aumentarán, lo que provocará diabetes tipo 2 y enfermedades cardíacas.

Síguenos en Google Noticias