Estaba para morir, ahora estoy sana! Vegana por 15 años y ahora come medio kilo de carne al día

Nicole Carter ha vivido durante 15 años con una dieta vegana y ahora cuenta los problemas que tuvo…

Nicole Carter vivió durante 15 años con una dieta vegetariana y habla sobre los problemas que tuvo su sistema inmunológico y por qué estaba para morir. La mujer de 44 años se hizo vegetariana a la edad de 18 años, siguiendo una dieta a base de alimentos integrales, ensaladas y frutos del bosque, eliminando el azúcar y el alcohol. Pero le surgieron problemas de salud, incluyendo dolor articular, ansiedad, depresión, insomnio, estreñimiento y problemas digestivos. La mujer de hoy come medio kilo de carne al día y está bien.

En 2012 le diagnosticaron colitis ulcerosa. «Mis análisis de sangre mostraron niveles casi inexistentes de hierro y vitamina D. Mis hormonas tiroideas estaban bajas a pesar de los suplementos naturales. Sufrí de cálculos biliares y pancreatitis que me llevaron a la extirpación de mi vesícula biliar en 2006. Tuve estreñimiento crónico, gases, hinchazón y colitis ulcerosa posterior. Estaba deprimida, ansiosa y me sentía perdida en cómo mejorar mi salud”.

Todo cambió cuando decidió probar una dieta a base de carne. Ahora dice que se siente sana tanto a nivel emocional como físicamente, incluso ha perdido peso de 59 a 54 kilos. Nicole ahora come medio kilo de carne roja al día y dice que los síntomas de la colitis ulcerosa han mejorado.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

«La gente piensa que la carne causa cáncer, causa colesterol alto y puede matarte, causa diabetes y es dañina para el medio ambiente. Nada de esto es cierto. Mi vida ha mejorado completamente. Mi salud ha mejorado, mis intestinos, mi energía y mi estado de ánimo también. Ahora tengo más tiempo para otras cosas, no me paso la vida cocinando y ahorro mucho dinero”.

Finalmente concluye: «Todos los síntomas que mencioné antes han desaparecido. Ya no tengo una enfermedad potencialmente mortal ni ninguno de los molestos síntomas o problemas que sufría. Mi enfermedad autoinmune ha desaparecido y estoy tan feliz por lo que he aprendido y me ha traído hasta aquí “.