Alergias inimaginables de las que podrías sufrir

Todos tenemos un conocido que es alérgico al polen, al polvo, al pelo de mascotas o a los camarones. Pero hoy, vamos a conocer algunas causas materiales, alimentarias o ambientales poco conocidas que causan alergias en algunas personas.

Pero antes ¿Cuáles son las causas de una reacción alérgica?

Cuando el cuerpo interactúa con algo desconocido y que puede ser peligroso, el sistema inmunológico reacciona desencadenando una reacción alérgica. La mayoría de personas nacen con una predisposición genética a tener ciertas alergias, pero la ciencia aún no consigue explicar cómo o por qué una persona se vuelve alérgica a cosas específicas.

Mientras que muchas alergias son consideradas bastante comunes, otras son cuanto menos extrañas. Por eso, hoy veremos algunos de los casos de alergias más interesantes encontrados por expertos durante sus experiencias médicas.

Veamos 14 cosas poco comunes a las que podrías ser alérgico.

Smartphones.

Para las personas que sufren de alergias a los metales como el níquel y el cobalto, el uso de dispositivos móviles puede convertirse en un problema. Pueden usarlos solo con guantes o cubiertas que eviten el contacto directo con el dispositivo.

Lana.

Es común que el contacto con la lana pellizque, pero hay personas que son muy sensibles a la lanolina. Esta también se encuentra en algunos cosméticos, champús y labiales. Te recomendamos buscar productos sin lanolina si presentas este tipo de reacciones.

Tintes para el cabello.

Es muy extraño que causen reacciones alérgicas, pero cuando lo hacen, las complicaciones pueden llegar a ser muy graves. Los causantes son ciertos aditivos químicos en algunos tintes. Si llegas a presentar alguna reacción alérgica, cambia de marca de tintes.

Joyería.

La joyería común generalmente está hecha con níquel, una de las más conocidas por causar alergias y dermatitis. Cerca del 17% de las mujeres y el 3% de los hombres sufren de reacciones alérgicas causadas por el níquel. Te recomendamos usar joyas de plata u oro con las cuales no se tienen este tipo de reacciones.

Detergentes.

Algunos ingredientes presentes los detergentes o suavizantes pueden causar reacciones alérgicas. Te aconsejamos usar guantes o cambiar de producto si esto está sucediendo.

Cosméticos y productos para la piel.

La dermatitis de contacto se puede generar por el uso de estos productos. Si notas que eres sensible a uno o más de los cosméticos que estás usando, busca alternativas o visita a un dermatólogo para obtener mejores alternativas.

Peluche.

Los juguetes que contienen peluche guardan mucho polvo y ácaros, convirtiéndolo en portador de dos de los alérgenos más comunes. Te recomendamos lavarlos con frecuencia.

Preservativos.

La causa es la alergia al contacto con el látex, lo cual provoca reacciones cutáneas intensas. Actualmente hay varias alternativas de goma o sintéticas que solucionan el problema.

Semen.

Algunas mujeres son alérgicas al contacto con el semen, causando eritema, picor y otras molestias. La solución podría ser la desensibilización o la inseminación in vitro para ayudar a la pareja a no presentar problemas durante las relaciones sexuales.

Esmaltes.

Algunos de los componentes presente en los esmaltes pueden causar reacciones alérgicas en algunas personas, la cual generalmente se extiende hasta las manos.

Luz solar.

En algunas personas, la luz del sol puede causar reacciones alérgicas. Este tipo de casos suelen ser tratados con el uso de esteroides.

Cloro.

El cloro presente en piscinas no desencadena reacciones alérgicas como tal, pero puede tener un efecto irritante en las vías respiratorias, piel y ojos. Hay casos en los que incluso puede causar ataques de asma.

Contacto físico.

Algunas personas tienen reacciones alérgicas causadas por el roce con otras personas u objetos. Incluso la fricción o el contacto con el agua causa complicaciones. Llamada dermografismo, comúnmente esto se trata con antihistamínicos.

Tatuajes.

Algunas personas pueden ser alérgicas a la tinta usada en los tatuajes. Estudios han demostrado que el color que causa la mayoría de reacciones alérgicas es la tinta roja.