Salud

Señales inusuales que indican una enfermedad cardíaca

Mantener un estilo de vida saludable y prestar atención a las señales de nuestro cuerpo es un componente fundamental para tener una mayor esperanza de vida. Por esa razón, hoy te contamos algunas señales inusuales que pueden estar causadas por enfermedades cardíacas.

Tus encías están dañadas y tus dientes flojos

La salud de tu boca también dice mucho sobre el estado de tu corazón. Una boca infestada de bacterias dañinas hace que los microorganismos generen hinchazón en las arterias, lo que, al mismo tiempo, provoca enfermedades cardiacas.

Labios de color azul

Cuando una persona tiene mucho frío, es normal que los labios se tornen de un color violeta o azul, pero solo de forma momentánea. Debes tener en cuenta que, si la temperatura no es un factor, este color puede significar que la sangre no está llegando debidamente a los labios, por lo que están pasando por una falla de oxígeno.

Anillo limbal

El exceso de grasa no solo se visualiza en la piel, ya que también puede ser perceptible en los ojos a través del llamado “anillo limbal”. Este círculo o anillo no genera ningún daño a la visión, sin embargo, sí está asociado en gran medida con el riesgo de alguna enfermedad cardíaca.

Acropaquia

La acropaquia aparece cuando las puntas de los dedos se agrandan y las uñas se curvan alrededor, es decir que los dedos de las manos, y a veces los de los pies, aumentan considerablemente de tamaño. El exceso de tejido es una señal de que el oxígeno no llega a todos los dedos de forma correcta por medio de la sangre, por lo que la reacción de nuestro cuerpo es producir exceso de capas para protegerse.

Los lóbulos de tus orejas están arrugados

Esta señal también se le conoce como el “signo de Frank” en honor al doctor Sanders Frank, quién descubrió que tener arrugas protuberantes en las orejas estaba relacionado con un mayor riesgo de padecer aterosclerosis, una enfermedad en la que se forman placas en las arterias y, en consecuencia, problemas en el corazón.

Extrañas protuberancias de grasa alrededor del cuerpo.

Otro síntoma externo y bastante extraño tiene que ver con la aparición de protuberancias de grasa amarillenta a lo largo del cuerpo. Científicamente, se le conoce como “Xantomas” y, por lo general, suelen producirse en las rodillas, los glúteos y los codos. Estas anomalías no son peligrosas, pero pueden ser indicadores de que algo no anda bien.

Las protuberancias de grasa de estas características suelen formarse porque existe un exceso de colesterol malo y, dicha exuberancia suele terminar, además de la piel, en las arterias que llevan al corazón.

Por último, como ya hemos mencionado, estos síntomas pueden estar relacionados con otras enfermedades o solo ser manifestaciones momentáneas. Si tienes alguna duda o presentas 2 o más de estas señales, lo mejor será acudir con un médico cuanto antes.