LifeStyle

Alguna vez te has preguntado, ¿Por qué sale aire de la vagina?

Seguramente has notado que teniendo sexo con tu pareja y en medio del placer sucede algo, tu vagina expulsa aire en forma de pedo, los llamados pedos vaginales. Pero, ¿Por qué y como sucede esto? ¿Solo sucede durante o después del sexo? ¿Puede ser un problema de salud? Veamos algunos datos interesantes.

¿Qué son y por qué se producen esos aires que salen de la vagina?

Este aire expulsado por la vagina ha recibido muchos nombres con el paso de los años: flatulencia vaginal, pedos vaginales o vagipedos, pese a que no son precisamente pedos. Todos estos apodos son válidos y revelan la salida de un aire por la vagina. Esto suele pasar, por lo general, durante el acto sexual en determinadas posturas o al cambiarlas.

Durante el sexo, más específicamente en la penetración, ya sea con algún juguete sexual o con los dedos, puede ocurrir que entre aire en la vagina y se deposite en el canal vaginal a la espera de una oportunidad para poder salir directamente por donde entró. En determinadas posturas este aire sale en el momento en que se contrae esa zona.

Decir “pedos vaginales” es un error, ya que no incluye un gas fermentado y no genera ningún tipo de olor. De hecho, solo es un aire que se escabulló dentro de la vagina por la introducción de un pene, los dedos o algún juguete sexual, el cual hace un ruido similar al de los pedos rectales.

Pero ¿Esto es normal?

Es completamente normal y natural y no afecta a todas las mujeres. Hay miles de explicaciones del por qué sucede esto: la forma de la vagina, la forma del pene o las posturas durante la practica sexual. Aunque hay veces que puede depender de la tonicidad de los músculos del suelo pélvico.

Sentirse avergonzada después de expulsar aire por la vagina.

Es algo completamente normal sentir algo de vergüenza, tanto en la mujer como en la pareja, cuando ocurren estas situaciones. Sin embargo, debes tener presente que es algo común que le sucede a toda mujer que tiene o ha tenido sexo. Lo importante es concientizarse, tanto la mujer como la pareja, que un pedo vaginal es una condición completamente normal y que hay que tomarlo con calma para aceptarlo, acostumbrase y en el mejor de los casos, reírse de ellos. Una vez que aprendemos que no se trata de un pedo sino del sonido emitido por la vagina cuando se encuentra excitada, podremos admirar y degustar de la belleza del sonido de nuestro cuerpo al estar excitado.

Es tu decisión el hablarlo con tu pareja o no, en aclarar este punto o solo hacer como si nada. Lo importante es sentirse segura, tranquila y cómoda. De hecho, es buena idea hablarlo, ya que ayuda a tratar o manejar la vergüenza que genera este acto en algunas mujeres.

Ten en cuenta los siguientes aspectos.

Los pedos vaginales no son para nada peligrosos y son muy normales durante el acto sexual. Sin embargo, existen algunas excepciones las cuales debemos ser muy cuidadas. Puede pasar que tengas estos vagipedos en otras situaciones diferentes al sexo, ya sea haciendo ejercicios o en nuestro quehacer diario. Si ese es el caso, deberías acudir a tu médico de confianza, puesto que podría existir problemas relacionados con el suelo pélvico, aunque esta situación podría resolverse haciendo ejercicios específicos y dirigidos. También una fístula recto-vaginal, caso que requiere de atención, ya que las fístulas solo se producen por enfermedades intestinales inflamatorias severas, traumatismo obstétrico o cirugía pélvica.

Algunos consejos para controlar los pedos vaginales durante el sexo.

Para reducir la probabilidad de tener pedos vaginales, trata de evitar los movimientos rápidos e intenta hacer movimientos más suaves. También evita la posición “el perrito” y los cambios de posición bruscos y rápidos.

Publicaciones relacionadas