Salud

Alimentación saludable: la verdad sobre las leches vegetales

Leche de soja, arroz, almendra, coco y de avena. Las «leches» vegetales se han puesto muy de moda en los últimos años. Pero ¿Realmente pueden reemplazar la leche animal? Veámoslo.

Creemos que ya no es relevante determinar si realmente se puede llamar «leche» a estos productos cuando se trata de estas bebidas hechas a base de agua y otros agregados que permiten que funcionen como producto lácteo, sobre todo teniendo en cuenta que ninguna de estas presentaciones puede competir contra la riqueza y la densidad nutricional de la leche de vaca con sus índices de calcio, proteínas, vitaminas (B12, A, D, B2), zinc, fósforo y yodo.

Aun así, estas «falsas leches» ofrecen una alternativa a aquellos que son intolerantes a la lactosa o que por sus principios éticos no se permiten consumir la leche de origen animal. Lo más importante es tener en cuenta la práctica de una dieta equilibrada y optar por versiones enriquecidas, especialmente en calcio con el fin de acercarse lo más posible a la leche de vaca.

Leche de coco

La leche de coco es baja en proteínas y carbohidratos, además es muy rica en grasas saturadas. Por si fuera poco, la mayoría de leches de coco disponibles en el mercado están muy enriquecidas con azúcar.

Los nutricionistas suelen desaconsejar este tipo de leche a aquellas personas con sobrepeso y a mujeres embarazadas. Esto se debe a que, si se consume de manera excesiva, las personas tienden a subir de peso en lugar de bajarlo. Además, se aconseja evitar la leche de coco si se está pasando por diarrea y si se tiene el colesterol alto.

Leche de almendras

Su principal problema es que está compuesta en su mayoría por mucha agua y sólo el 2 o el 14% del producto está compuesto de la leche de almendras dependiendo de la marca. Debido a esta composición, suele ser baja en proteínas, calcio, aminoácidos y calorías importantes para una dieta diaria, pero contiene grandes cantidades de vitamina E, manganeso, zinc, potasio y azúcares añadidos, por lo que se debe consumir con cuidado cuando se quiere bajar de peso o mantener una dieta.

Leche de avena y leche de arroz

Su contenido de gluten es de los más altos, por lo que se deben tomar con mucho cuidado. Independiente de eso, es muy baja en grasas y contiene el doble de carbohidratos que la leche de vaca, motivo por el que no se recomienda para las personas que sufren de diabetes. Para el caso de la leche de arroz, está suele ser muy rica en carbohidratos, azúcares y tiene un alto índice glucémico, por lo que no es un producto que muchas personas deban consumir.

Leche de soja.

Si no se es intolerante a esta legumbre, es la mejor opción teniendo en cuenta su perfil nutricional. Se trata de un producto lácteo con una alta fuente de proteína vegetal, carbohidratos, vitamina B, fibra, grasas insaturadas y generalmente viene fortificada con calcio. De todas las alternativas, ésta es sin duda la mejor.

Publicaciones relacionadas