Cocina y recetas

Alimentos con moho: ¿deben tirarse enteros o basta con retirar la parte afectada?

Cuando se trata de alimentos con moho, a menudo nos preguntamos si hay que tirarlos enteros o sólo deshacerse de la parte mohosa. La respuesta a esta pregunta es: depende. Hay algunos alimentos que hay que tirar directamente, para que nuestra salud no se vea afectada.

Los alimentos con moho indican que ese alimento está empezando a deteriorarse, o que ya está completamente estropeado. Por lo general, a nadie le gusta tirar la comida, así que solemos quitar la parte mohosa y comer el resto. Sin embargo, tienes que tener cuidado, ya que podrías hacer mucho daño a tu cuerpo.

Según el Departamento de Agricultura de EE.UU., cada alimento debe ser tratado de forma diferente. Algunos alimentos se producen por la fermentación parecida al moho de los alimentos, como el gorgonzola o la salsa de soja. No son perjudiciales y tienen un proceso de fabricación controlado. El moho en los alimentos no es comestible. Aunque haya ingerido moho sin querer en su vida y no haya tenido ningún problema de salud, no debe asumir que siempre es inofensivo. En algunos casos también puede provocar problemas de salud.

¿Qué alimentos con moho debe descartar por completo?

En algunos alimentos, no basta con retirar la parte en mal estado, hay que envolverla en papel y tirarla. Esto es especialmente cierto cuando se trata de alimentos húmedos o más propensos a la humedad. Estos son algunos ejemplos:

  • Embutidos y carnes curadas: cuando estos alimentos tienen moho en la superficie, deben tirarse inmediatamente. Aunque el resto del producto afectado no puede verse a simple vista, las partículas estropeadas pueden haberse extendido por el interior.
  • Sopas y salsas: ocurre lo mismo. Si ves que aunque estén en la nevera tienen una capa de moho, debes tirarlos.
  • Frutas y verduras blandas: no importa si la fruta mohosa tiene piel, son productos con humedad y es probable que el moho haya penetrado en la superficie y esté por todas partes en el interior. El melón, el tomate y las mandarinas deben tirarse. Si han estado en contacto con otras frutas y verduras, también hay que eliminarlas.
  • Productos de panadería: ¿quién no ha tirado alguna vez una rebanada de pan con moho? Según las recomendaciones, la textura porosa del pan permitiría que las bacterias se extendieran por el resto del producto, aunque no fueran visibles.
  • Quesos para untar, yogur y quesos blandos: la textura líquida y grasa de estos alimentos facilita la formación de moho. Algunos quesos, sobre todo los duros, permiten retirar sólo la parte afectada, pero en el caso de los quesos blandos deben tirarse tal cual.
  • Mermeladas y cremas: al ser alimentos dulces y semilíquidos, son muy propensos a las bacterias que pueden extenderse por todo el producto en un tiempo récord. No vale la pena arriesgarse a tener náuseas o vómitos: si tienen moho, tira todo a la basura.

¿Es posible salvar los alimentos con moho?

Las opiniones difieren, algunos expertos piensan que, para ciertas verduras como las zanahorias y los quesos duros, basta con cortar la parte afectada, manteniendo un centímetro de margen. Otros recomiendan evitar cualquier ingesta de alimentos con moho para prevenir daños y otras consecuencias desagradables.

Cuando decida cortar la parte enmohecida, procure no tocar la zona en mal estado con el cuchillo y lávela inmediatamente. Evite inhalar alimentos con moho porque su toxicidad podría entrar en las vías respiratorias y causar problemas de salud. Siempre que tires comida en mal estado, envuélvela en papel o en una bolsa para que el moho no se extienda al resto de los residuos.

También puedes leer: 2 trucos para mantener la lechuga fresca durante más tiempo

Publicaciones relacionadas