Recomendaciones: Alimentos inflamatorios y antiinflamatorios

Nuestro intestino puede estar sujeto a enfermedades crónicas, pero con una dieta que elimine los alimentos inflamatorios puede protegerlo.

Los alimentos y sus nutrientes pueden hacer una contribución significativa a la regulación de los procesos pro-inflamatorios, aquellos que conducen a la aparición de enfermedades como derrames cerebrales o diabetes, enfermedades cardíacas y Alzheimer. Para gobernar estos procesos es bueno dirigir la dieta hacia una dieta rica en alimentos antiinflamatorios y con un consumo reducido de alimentos pro-inflamatorios.

Entre las enfermedades inflamatorias crónicas también están las que afectan el intestino, como la colitis ulcerosa y la enfermedad de Crohn. Aunque no es posible prevenirlos con alimentos, una dieta caracterizada por una prevalencia de frutas y verduras, pocos carbohidratos y pocas grasas se asocia con una flora intestinal que está menos expuesta a la inflamación. Su alteración (la llamada disbiosis) puede causar la aparición de la enfermedad de Chron.

Aquí hay una serie de alimentos que se pueden llamar ‘inflamatorios’ y otra serie de alimentos que están aliados contra la inflamación.

Alimentos inflamatorios

Grasas trans: Dulces y refrigerios industriales, nueces, cruasanes: estos alimentos conducen a un aumento en el nivel de colesterol en la sangre, especialmente el malo, es decir, ‘Ldl’.

Alimentos preparados: pescado y pollo empanados, sopas y salsas: promueven la inflamación debido a la presencia de aditivos, edulcorantes, colorantes, potenciadores del sabor.

Grasas saturadas: salchichas, salami, embutidos: la carne procesada, los productos lácteos promueven la inflamación y el colesterol.

Alcohol: si se consume en exceso, incluso el vino no es bueno para la inflamación (máximo dos vasos al día para hombres y uno para mujeres).

Alimentos antiinflamatorios

Cereales: cebada, trigo sarraceno, avena, centeno, farri, trigo, arroz. Preferiblemente deben ser enteros. Rico en minerales, fósforo y vitaminas B, mantienen estable el azúcar en la sangre.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Aceite de oliva: su concentración de grasas monoinsaturadas, vitamina E, polifenoles permite disminuir la formación de moléculas proinflamatorias.

Piña: su jugo contiene bromelia, una enzima que tiene fuertes propiedades antiinflamatorias.

Especias y aromas: cúrcuma, ajo, jengibre. Todos son potentes propiedades antiinflamatorias y antiulcerativas.

Bayas: grosellas, frambuesas, arándanos: tienen una actividad antioxidante y antiinflamatoria a nivel gástrico.

Alcachofas: la presencia de cinarina los convierte en excelentes aliados de la digestión.

Omega 3 y Omega 6: pescado, azul, caballa, sardinas, nueces, linaza, mariscos, tofu, almendras – Productos que logran evitar procesos de metabolismo que están vinculados con estados inflamatorios.

También puedes leer: 10 alimentos que debes eliminar de tu alimentación para evitar el estreñimiento.