Cocina, recetas y alimentos

Alimentos que nunca debes cocinar en una sartén

Preparar alimentos usando una sartén es un método sencillo y práctico. Sin embargo, existen alimentos que no son aptos para este método de cocción. Descubramos cuáles son y las razones por las que se recomienda cocinarlos en otro tipo de instrumentos.

Para nadie es un secreto que existen muchas formas de poner a cocinar los alimentos, y una de las más rápidas es sin duda la sartén. Debido a la gran variedad de materiales que se emplean en la actualidad, es posible encontrar en los supermercados sartenes hechos de acero inoxidable, de titanio o, incluso, diseñados en cerámica, sin embargo, la tradicional sartén de hierro continúa siendo la opción más elegida a lo largo del mundo. Lo que muchos no saben es que, a pesar de su popularidad, existen algunos alimentos que es mejor cocinarlos empleando otros métodos de cocción como el horno o las ollas.

A pesar de que la cocción con sartén es una de las más rápidas y aparentemente eficaces, no es adecuada para todo tipo de alimentos. Como ya mencionamos, pese a que las sartenes de hierro se encuentran entre las favoritas y comunes, hay por lo menos cinco alimentos que es mejor cocinar con métodos diferentes. Es entendible que muchas personas desconozcan las diferencias que hay entre la cocción con una olla, una cacerola o una sartén, y como cada alimento necesita su propio tipo de cocción por varios motivos, pero esto no debe ser un problema, ya que aquí vamos a explicártelo con cuidado.

Pero ¿Cuáles son los alimentos que no se deben cocinar en una sartén y por qué?

Frutas.

El primer alimento en la lista que debemos evitar cocinar en una sartén son las frutas en todas sus presentaciones. De hecho, hay quienes suelen consumir estos alimentos cocidos, sobre todo las manzanas. Sin embargo, al someter las frutas a procesos de cocción, se están perdiendo todas las vitaminas y minerales esenciales que estas contienen. Así que, para aprovechar la mayor cantidad de nutrientes que estos alimentos aportan, la mejor manera de cocinarlos es colocándolos durante unos minutos dentro de un horno.

Patatas.

Sin duda esto es una sorpresa, pero lo cierto es que las patatas tampoco son un alimento recomendable para  cocinar en una sartén, ya que se necesita una gran cantidad de grasas poco saludables para conseguir una buena preparación. Por lo tanto, la mejor opción es cocinarlas con ayuda de un horno, microondas o freidoras de aire, de esta forma, el alimento no tendrá contacto con grasas contaminantes.

Tortillas.

Las tortillas, los omelettes y todas las demás recetas que requieran de huevos se pueden pegar en el fondo de las sartenes y crear un verdadero desastre. Por este motivo, se recomienda utilizar sartenes de cerámica o con antiadherente, sin embargo, este último no garantiza que el alimento no se pegue completamente, ya que a medida que el antiadherente se desgaste comenzará a dejar algunos residuos que pueden causar graves consecuencias tanto en el utensilio como en nuestra salud.

Queso.

El queso frito sin duda tiene un sabor espectacular, pero necesita una cantidad de aceite considerable para conseguir esa textura que a todos nos gusta, además de que en muchos casos este alimento suele pegarse a la sartén o derretirse por todo el utensilio, dejando un verdadero desastre como resultado. Por lo tanto, el consejo es evitar poner queso en una sartén, ya que es poco saludable y cuenta con un riesgo alto de accidentalidad.

Carne.

Toda una sorpresa: así es, otro de los alimentos que no se recomienda cocinar en sartenes es la carne de cualquier tipo. Desafortunadamente, este es uno de los métodos de cocción más comunes para este alimento, ya que es fácil, rápido y cómodo. Te recomendamos evitar cocinar carnes braseadas en la sartén, puesto que los jugos podrían dañar el utensilio. Lo mismo ocurre con la salsa de tomate, la cual no debe prepararse en una sartén debido a la cantidad de ácidos que libera, elementos que pueden echar a perder la placa antiadherente.