Cocina, recetas y alimentos

Cómo almacenar alimentos en el congelador: todos los secretos

Congelar alimentos se ha convertido en una moda desde hace algunos años, y es que no es para menos, ya que esta práctica ha extendido la vida útil de cientos de alimentos gracias a sus propiedades conservadoras.

Además de poder disfrutar de gran variedad de sabores de temporada durante todo el año, almacenar los platos en el congelador ahorra tiempo cuando se tiene prisa. Sin embargo, la congelación no debe tomarse a la ligera, ya que se habla de algunas normas sanitarias que es importante tener en cuenta para evitar el mal almacenamiento o sufrir una intoxicación alimentaria. Hoy veremos algunos aspectos importantes sobre este método de conservación.

En primer lugar, antes de congelar cualquier cosa, asegúrate de que tus alimentos estén bien envasados, siéntete libre de usar todo tipo de bolsas de congelación, cajas herméticas, frascos al vacío, etc.

En segundo lugar, evita a toda costa llenar demasiado tu congelador, esto para que pueda congelar en poco tiempo y sin problemas.

Tercero, una vez congelaste un alimento y lo descongelaste, queda completamente prohibido volver a congelarlo.

Además, siempre ten en cuenta descongelar y limpiar bien tu congelador al menos una vez al año para evitar los malos olores y la aparición de manchas desagradables.

¿Sabes cuánto tarda un alimento congelado en estropearse?

Determinar el estado de los alimentos congelados es simple, solo se deben tener en cuenta algunas señales que nos ayudan a conocer el estado de lo que hemos almacenado.

Para comprobar el estado de los alimentos se debe tener en cuenta:

Si tus alimentos cocinados y congelados han perdido el color con el tiempo debes tener cuidado, esta reacción puede ser un signo de oxidación o de que el alimento ha sido congelado demasiado tiempo, por lo que la mejor opción es tirar el producto.

Presta atención al olor de los alimentos.

¿Sientes un olor extraño cuando abres y descongelas los alimentos? Es mejor evitar correr riesgos innecesarios, tira a la basura esos alimentos, especialmente si se trata de carne o pescado.

Ten mucho cuidado con los cristales de hielo.

Es posible que las moléculas de agua lleguen a escapar del alimento y se conviertan en cristales de hielo, esto no hace que el producto se dañe, pero si tienen un gran impacto en la consistencia y el sabor cuando llegue el momento de consumir. Sin embargo, ten mucho cuidado, ya que en algunas ocasiones los cristales de hielo son el resultado de una ruptura de la cadena de frío (descongelación seguida de recongelación). Si este es el caso, no consumas el alimento.

Por último, pero no menos importante, es crucial que conozcas bien los tiempos de conservación recomendados para cada tipo de alimento, te recomendamos anotarlos en sus latas, bolsas o contenedores antes de introducirlos en el congelador.

Síguenos en Google Noticias