LifeStyle

Gana la lotería y comparte 22 millones con un amigo por un trato que hizo hace 30 años

En la ciudad de Menomonie, Wisconsin, un hombre llamado Tom Cook se convirtió en noticia cuando ganó una enorme suma de dinero en la lotería Powerball. Sin embargo, lo que hizo que su historia fuera aún más extraordinaria fue que cumplió una promesa que había hecho hace casi tres décadas a su mejor amigo, Joseph Feeney. En este artículo, exploraremos cómo Cook y Feeney sellaron su amistad con una promesa de compartir cualquier premio de lotería que uno de ellos ganara y cómo Cook, finalmente, cumplió esa promesa al ganar $22 millones de dólares. Descubriremos cómo esta historia de amistad y generosidad ha cautivado a la gente de todo el país.

Un pacto sellado

En 1992, Tom Cook y Joseph Feeney decidieron hacer una promesa que cambiaría sus vidas para siempre. Los dos amigos, unidos por su pasión por la pesca, acordaron que si alguno de ellos ganaba el premio mayor de la lotería Powerball, compartirían el premio. Sellaron su promesa con un apretón de manos y continuaron con sus vidas, sin sospechar que su promesa se convertiría en realidad décadas más tarde.

Un sueño hecho realidad

El mes pasado, Tom Cook decidió comprar un boleto de lotería Powerball en Synergy Coop en Menomonie, Wisconsin. Nunca pudo imaginar que ese boleto cambiaría su vida para siempre. Cuando los números fueron anunciados, Cook se dio cuenta de que era el único poseedor del boleto ganador del premio gordo de $22 millones de dólares. Conmocionado por su buena fortuna, Cook inmediatamente pensó en su viejo amigo Feeney y cómo este premio podría cumplir la promesa que habían hecho hace tantos años.

Una llamada inolvidable

Con el corazón palpitante de emoción, Tom Cook llamó a Joseph Feeney para compartirle la noticia de su victoria en la lotería. Feeney, un ávido pescador retirado, no podía creer lo que estaba escuchando. «¿Me estás tomando el pelo?», preguntó Feeney, incrédulo. Cook le aseguró que no era una broma y que realmente había ganado $22 millones de dólares. La emoción y la alegría llenaron la llamada telefónica mientras los dos amigos hablaban sobre su increíble suerte y cómo compartirían el premio.

Cumplió la promesa

Después de la llamada telefónica, Tom Cook sabía que tenía que cumplir su promesa y compartir el premio con Joseph Feeney. Juntos, llegaron a un acuerdo para recibir un único pago en efectivo de aproximadamente $16.7 millones de dólares cada uno, después de deducir los impuestos correspondientes. Este acto de generosidad y amistad demostró una vez más la profunda conexión entre Cook y Feeney.

Planes para el Futuro

Ahora que ambos amigos se habían convertido en millonarios de la noche a la mañana, tenían planes emocionantes para el futuro. Aunque ninguno de ellos tenía planes extravagantes para gastar su dinero, estaban emocionados de poder disfrutar más tiempo con sus familias y de realizar viajes juntos. Cook expresó su gratitud por poder jubilarse y pasar más tiempo haciendo las cosas que ama, mientras que Feeney, quien ya estaba jubilado, estaba emocionado de poder compartir su nueva riqueza con sus seres queridos.

Inspirando a Otros

La historia de Tom Cook y Joseph Feeney ha tocado los corazones de muchas personas en todo el país. Su amistad y su promesa de compartir la buena fortuna han demostrado el verdadero valor de la generosidad y la lealtad. La historia ha sido ampliamente difundida en los medios de comunicación, inspirando a otros a valorar sus amistades y a honrar las promesas que hacen. La historia de Cook y Feeney nos recuerda que las conexiones humanas y la confianza son más valiosas que cualquier cantidad de dinero.

¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Angie Bravo