Salud

Por qué deberías añadir pimienta negra a tus comidas

Es una de las especias más utilizadas en todo el mundo. La pimienta negra tiene un sabor fuerte muy característico y un toque picante con varias propiedades y beneficios para la salud de nuestro cuerpo.

Hoy hablaremos sobre algunos beneficios que tiene el consumo regular de pimienta negra, todo con el fin de que te animes a incorporarla mucho más en tus platillos y te mantengas mucho más saludable comiendo de la mejor manera posible sin sacrificar la calidad de lo que preparas.

La pimienta negra como agregado frecuente en la dieta y platillos principales

Se trata de una especia con un sabor muy fuerte que puede utilizarse en gran variedad de platos para potenciar y mejorar su sabor, contiene propiedades antibacterianas y es recomendada como un agente antiinflamatorio muy efectivo.

¿Sabías que también es utilizada como medicamento? Muchas personas la consumen vía oral para tratar la artritis, el asma, los trastornos estomacales, la bronquitis, la diarrea, los cólicos, gases acumulados, dolores de cabeza, dolores menstruales, congestión nasal, mareos, decoloración de la piel, pérdida de peso y cáncer. Pero estos no son todos sus beneficios, debido a que siempre ha sido resaltada por sus increíbles bondades en miles de situaciones más.

Cuenta con muchas propiedades antibacterianas

¿Quieres combatir las infecciones o reducir los efectos de las picaduras de insectos? Te recomendamos la pimienta negra gracias a sus propiedades antibacterianas. Los resultados de un estudio enfocado a encontrar nuevas propiedades de la pimienta negra han descubierto que cuenta con compuestos que pueden combatir el Bacillus subtilis, el Bacillus sphaericus y el Staphylococcus aureus entre las bacterias grampositivas y contra algunas cepas bacterianas gramnegativas.

Ayuda a mantener a raya los niveles de azúcar presente en la sangre

Esta es una certeza, el metabolismo del azúcar en la sangre puede ser controlado por la piperina, un compuesto vegetal que se encuentra presente en la pimienta negra. Existen varios estudios desarrollados en humanos y ratones que confirman estos beneficios.

Ayuda a potenciar la absorción de nutrientes

La pimienta negra mejora la absorción y la función de la curcumina, un ingrediente activo de la cúrcuma. Un estudio encontró que tomar 20 mg de piperina con 2 gramos de curcumina mejora la disponibilidad de la curcumina en la sangre hasta en un 2.000%. Además, puede mejorar la absorción de betacaroteno para combatir el daño celular relacionado con diferentes patologías.

Según algunas investigaciones, la ingesta de unos 15 mg de betacaroteno con 5 mg de piperina aumenta sustancialmente los niveles de betacaroteno en la sangre en comparación con la ingesta de betacaroteno únicamente.

Regula la digestión y mejora la salud de los intestinos

Si tienes problemas para evacuar los gases presentes en tus intestinos, las propiedades carminativas de la pimienta negra pueden ayudarte a superar las molestias. También estimula el ácido clorhídrico presente en el estómago para que podamos digerir y absorber mejor los alimentos que consumimos. Algunos estudios en animales han demostrado que los efectos de la pimienta negra también pueden prevenir la diarrea inhibiendo los espasmos musculares en el tracto digestivo y retrasar la digestión de los alimentos consumidos.

Alivia las consecuencias de las úlceras pépticas

Algunos estudios han demostrado que las propiedades antioxidantes y antiinflamatorias de la pimienta pueden tener efectos beneficiosos sobre los daños en la mucosa gástrica y las úlceras pépticas.

Publicaciones relacionadas