Estos son los animales que pueden verse afectados por el coronavirus

Los mamíferos son los más afectados. Hay casos en los que los gatos salvajes, los gatos domésticos, los perros y los visones han dado positivo en las pruebas de Sars-Cov-2. Pero mientras nosotros podemos contagiarlos, no hay pruebas de que las mascotas y los grandes felinos transmitan la infección a los humanos.

El coronavirus no sólo afecta a los humanos o a los murciélagos, sino también a muchos otros animales: hace dos días se supo de un tigre y dos leones contagiados en un zoológico de Suecia, y no es el primer episodio de este tipo. Según las pruebas científicas reunidas hasta ahora, los más vulnerables a Covid-19 parecen ser los mamíferos, incluidos nuestros animales de compañía (perros, gatos, hámsters), pero también los visones, los monos y los grandes felinos. Aunque se ven afectados por el virus, no hay pruebas de que puedan desempeñar un papel en la infección. Ya hay varios estudios, aunque todavía limitados, que nos proporcionan la primera información importante sobre cómo comportarse.

Los mamíferos, los más afectados

En general, los mamíferos podrían ser más vulnerables que los peces, los reptiles y las aves, y habría al menos 26 especies en mayor riesgo, según un estudio reciente del Imperial College de Londres. Entre los más susceptibles estarían el ganado, los perros y los gatos, y en menor medida los pollos y los cerdos. La explicación podría estar en el hecho de que en algunos animales la proteína spike del coronavirus se une mejor al receptor Ace2 de las células del organismo, como ocurre en los humanos.

Mascotas y animales en el zoo, los últimos casos de contagio

Entre las noticias más recientes se encuentran algunos episodios detectados en zoológicos. En un zoológico de Suecia se produjo un pequeño núcleo de contagio: un tigre, dos leones y un miembro del personal fueron contagiados por Sars-Cov-2 el 13 de enero. Mientras que unos días antes se produjo otro caso, también en un zoológico, en San Diego, donde tres gorilas se vieron afectados: esta sería la primera infección en primates no humanos, aunque algunas investigaciones ya han demostrado, en teoría, que estos animales eran susceptibles al virus.

Además de los zoológicos, el mundo mucho más cercano a nosotros, nuestras mascotas, también podría ser objetivo del virus, según los estudios. Las páginas de la revista Pnas describen uno de los primeros posibles casos de Covid-19 en gatos domésticos, en el gato español Negrito (y su compañero de juegos, el otro gato doméstico Whisky). La familia propietaria de Negrito se había visto gravemente afectada por Covid-19 en mayo de 2020 y uno de sus miembros había fallecido. El gato también había desarrollado una grave dificultad respiratoria y se descubrió que tenía anticuerpos neutralizantes específicos contra el Sars-Cov-2.

Mascota, lo que ellos y nosotros arriesgamos

A partir de los primeros estudios de laboratorio y de los casos (pocos, afortunadamente) ya registrados, las autoridades sanitarias nacionales e internacionales, incluido nuestro Ministerio de Sanidad, han facilitado recientemente una guía con información y posibles precauciones para limitar los riesgos para nuestras mascotas. Hasta la fecha, explica el ministerio, hay algunos casos en los que los felinos (gatos domésticos y salvajes), visones y perros han dado positivo a Sars-Cov-2, y algunos gatos han mostrado síntomas de Covid. Pero hasta la fecha no hay pruebas de que los gatos o los animales de los zoológicos hayan transmitido el virus a los seres humanos. «No hay pruebas de que los animales domésticos desempeñen un papel epidemiológico en la propagación del Sars-Cov-2», dice la página del ministerio, con el contagio interhumano como principal vía de transmisión.

Aunque pueden estar en riesgo si están en contacto con pacientes positivos. Dado que algunas especies son susceptibles, «es importante proteger a los animales de los pacientes de Covid-19 (operadores, propietarios, veterinarios, etc.) limitando su exposición». Para nosotros, a fin de reducir cualquier posible riesgo (no sólo de Covid-19), siguen siendo válidas las recomendaciones habituales, que consisten en lavarse las manos con frecuencia y después de estar en contacto con los animales, la cama y los comederos.

El caso de los visones

Un poco diferente es el triste caso de los visones en Holanda: «en estos animales, continúa la nota del Ministerio, no sólo se ha demostrado el paso del virus Sars-Cov-2 de los humanos a los visones, sino también su capacidad para transmitir el virus a los trabajadores de las granjas. Este fenómeno se ha observado en los Países Bajos y, sobre todo, en Dinamarca, donde los visones contagiados de Sars-Cov-2 no sólo transmitieron la enfermedad a los trabajadores de las granjas, sino que los virus mutaron genéticamente con respecto a los aislados inicialmente. En esta zona se han prohibido las granjas de visones.

También puedes leer: La ciencia tiene la respuesta al por qué hay quienes no se contagian de Covid