Antibióticos naturales: 10 alternativas para tratar las infecciones

Muchas plantas tienen fuertes propiedades curativas que pueden combatir los patógenos que causan varias enfermedades. Su acción antibiótica está siendo cada vez más reconocida por la ciencia, gracias a numerosos estudios que demuestran su capacidad y beneficios para la salud. Por lo tanto, veamos algunos antibióticos naturales que han demostrado ser muy efectivos en gran número de patologías.

Cilantro.

Es un reconocido antibiótico natural, una verdadera arma contra las bacterias. Según varias investigaciones, el aceite de cilantro puede ser usado para tratar infecciones e intoxicaciones por alimentos. Además, tienen propiedades quelantes que son útiles para desintoxicar el cuerpo de metales pesados.

Eucalipto.

Es un reconocido remedio natural para tratar infecciones en las vías respiratorias, gracias a su acción antibacteriana y antiviral, siendo muy útil en caso de resfriado, fiebre, sinusitis, tos y gripe. También suele ser usada para curar heridas y quemaduras debido a su poder refrescante y su capacidad para reducir la inflamación.

Manzanilla.

Es uno de los remedios naturales más conocido por todos. De hecho, tiene grandes propiedades antiinflamatorias y antibióticas que puede combatir contra las bacterias. Es muy recomendado para tratar infecciones orales, conjuntivitis bacteriana e infecciones vaginales.

Lavanda.

Suele ser utilizada con fines curativos especialmente en forma de aceite esencial. Tiene propiedades antiinflamatorias, antibacterianas y antimicóticas, combate los trastornos digestivos y actúa rápidamente contra dolores de cabeza e infecciones. También se ha demostrado su eficacia en tratamientos para la alopecia areata, aromaterapia, trastornos de sueño y el estrés.

Perejil.

Tiene una poderosa acción antibacteriana, en especial cuando es usada como extracto. Algunos estudios han demostrado su utilidad para prevenir el crecimiento de las bacterias en alimentos que suelen ser responsables de las intoxicaciones alimentarias. Además, es rica en antioxidantes, protege al cuerpo de numerosas enfermedades y es útil para tratar trastornos renales y de la vejiga.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

Salvia.

Cuenta con propiedades antibacterianas y antimicóticas, las cuales suelen ser usadas para hacer enjuagues bucales que desinfectan la cavidad oral y calman los dolores de garganta. También es usado en el tratamiento de la gingivitis, la faringitis y como método para neutralizar a las bacterias que promueven la placa dental.

Equinácea.

Su eficacia antibiótica es muy alta, aumenta el número de leucocitos y la densidad de los macrófagos, fortaleciendo la respuesta defensiva contra infecciones, además es muy útil para combatir infecciones respiratorias, gastrointestinales y es un excelente remedio para prevenir la gripe, la tos y el dolor de garganta.

Romero.

El aceite esencial de romero es uno de los antibióticos naturales más poderosos. Suele ser usado para el tratamiento de resfriados y, según estudios recientes, Puede mejorar el funcionamiento de la memoria y tiene efectos beneficiosos en la función cerebral.

Timo.

Cuenta con propiedades antibacterianas y antiespasmódicas, es útil para combatir la tos y las inflamaciones de la garganta y su capacidad antiséptica, es un gran aliado para el sistema inmunológico. Además, su contenido de vitaminas A y C, es utilizado como condimento y su aceite esencial es útil para baños de pies aromáticos.

Menta.

Es altamente conocida por su capacidad antibacteriana y su eficacia para combatir virus y hongos. Sus aplicaciones suelen ser en forma de aceites esenciales, infusiones y preparados de hierbas. Es útil para tratar resfriados, congestión nasal y fiebre debido a la presencia de mentol en sus hojas. Además, sirve para tratar picaduras de insectos y trastornos digestivos como el dolor de estómago o las náuseas.