Salud

Apendicitis: todo lo que necesitas saber

De todos los órganos del cuerpo humano, el más incomprendido es probablemente el apéndice o anexo. En Francia, el número de operaciones de apendicitis está disminuyendo, pero todavía alcanza a 83,400 individuos en 2012. Ahora, cuando hablamos de esta inflamación, la mayoría de las personas tienden a pensar en ella como una parte «sin valor» del cuerpo que puede conducir potencialmente a una inflamación dolorosa. Pero este organo hace más de lo que la gente piensa.

¿Qué es el apéndice?

El apéndice se encuentra en la parte inferior derecha de su abdomen. Este órgano viscoso, en forma de dedo, está unido al ciego, un pequeño bolsillo que forma parte del intestino y de su tracto digestivo. Es delgado y pequeño mide solo 5 a 10 cm de largo. Durante mucho tiempo, el apéndice se consideró un órgano que no realiza ninguna función y que su eliminación no perjudicará a una persona. Pero hoy en día, la investigación ha demostrado claramente que podría ser útil.

Según científicos franceses y australianos, el apéndice podría tener un papel crucial en su inmunidad. Según un estudio, este órgano con el apoyo de los glóbulos blancos funciona como un reservorio de «bacterias buenas», esencial para la salud intestinal y la curación de infecciones. Cuando ciertas enfermedades eliminan las bacterias saludables de su intestino, el apéndice sirve como refugio para algunos de estos probióticos.

El verdadero problema surge en caso de inflamación del apéndice

Muchas personas llevan una vida saludable sin tener que preocuparse por su apéndice. Por otro lado, en algunos casos, este órgano se vuelve susceptible a la infección y la obstrucción, abriendo el camino a la apendicitis. En términos simples, la apendicitis es una inflamación del apéndice, generalmente debido a una bacteria patógena. Una vez que estas bacterias dañinas se multiplican rápidamente, esto puede causar inflamación y formación de pus en el órgano.

La apendicitis sigue siendo un problema de salud tan grave, por lo que es necesario familiarizarse con esta dolorosa enfermedad. Si tiene esta condición, consulte a un médico inmediatamente. En caso de que no se trate, el apéndice inflado puede romperse y puede ser fatal.

¿Qué hace la apendicitis?

El síntoma característico de la apendicitis es el dolor abdominal. Se describe como calambres o dolor agudo en todo el abdomen que comienza gradualmente. Por lo general, comienza cerca del ombligo. Una vez que la hinchazón y la inflamación empeoran, el dolor se vuelve más localizado, constante y agudo, y se enfoca en la parte inferior del abdomen. Esto sucede en unas pocas horas.

Caminar, toser, estornudar, respirar profundamente o presionar el área puede intensificar el dolor. También pueden ocurrir otros signos como sentirse enfermo, náuseas y vómitos, diarrea o estreñimiento, fiebre y pérdida de apetito.

En algunas personas, el dolor se produce en otras partes del abdomen. Por ejemplo, las mujeres embarazadas pueden experimentar dolor en el área superior derecha de su abdomen a medida que su apéndice cambia de posición para adaptarse al bebé en crecimiento. Hay algunas personas cuyo apéndice está detrás de su colon. Si este es el caso, el dolor puede estar en la parte inferior de la espalda o puede ser dolor pélvico.

¿Cómo evitar la inflamación del apéndice?

Los expertos aún no han determinado cómo prevenir específicamente que la apendicitis afecte a una persona. Se dice que no hay una manera segura de evitar esta enfermedad. Sin embargo, algunos cambios en el estilo de vida y algunos hábitos alimenticios efectivos pueden ayudarlo a reducir su riesgo.

La incorporación de una variedad de frutas y verduras frescas y con alto contenido de fibra en sus comidas es una estrategia de prevención eficaz contra esta inflamación. De hecho, esta patología ocurre con menos frecuencia en las personas que consumen alimentos ricos en fibra y en las que viven en países donde su dieta contiene grandes cantidades de fibra. Básicamente, la fibra ablanda las heces y aumenta su peso y tamaño, lo que facilita su paso. Esto significa que es menos probable que las heces queden atrapadas en el apéndice. Éstos son algunos de los mejores alimentos con fibra que puede comer:

  • Verduras como el brócoli y las coles de Bruselas.
  • Patatas dulces, cebollas y jícama.
  • Semillas de psyllium orgánicas, lino de cáñamo y semillas de chía.
  • Bayas (en cantidad moderada)
  • El guisante
  • Almendras crudas
  • Judias verdes
  • La coliflor

Toma un suplemento de psyllium

Además de la fibra de otros alimentos, el suplemento de psyllium orgánico también es una fuente maravillosa de fibra. Tome tres veces al día y puede ganar hasta 18 g de fibra dietética insoluble y soluble. Recuerde obtenerlo de una fuente confiable porque el psyllium está muy rociado con pesticidas. Utilice únicamente cáscaras de psyllium orgánico 100% puro y no variedades sintéticas o semisintéticas.

Otros consejos para prevenir la apendicitis

Como la apendicitis puede ser causada por una infección, tiene sentido mantener un sistema inmunológico saludable. Para hacer esto, debe adoptar una dieta bien equilibrada con probióticos y seguir estrategias de estilo de vida saludables, como controlar los niveles de estrés y hacer suficiente ejercicio. Tomar suplementos que pueden mantener su cuerpo resistente a las infecciones también puede ser útil. Estos incluyen beta-caroteno, vitamina C y zinc.

Finalmente, familiarícese con los síntomas de este trastorno. Al ser capaz de detectar signos en una etapa temprana, puede obtener una prueba de apendicitis o un diagnóstico preciso y podrá prevenir el empeoramiento de la enfermedad.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.