¿Para qué sirven los agujeros laterales de las Converse? Aquí tienes la explicación!

Las Converse All Star son las zapatillas más usadas en el mundo. Las podemos encontrar en diferentes modelos, con encajes, brillo, monocromáticas, entre otras.  No solo son frescas y cómodas, sino que en los últimos años se han convertido en una necesidad para los amantes de la moda.

Pocas personas, sin embargo, se habrán preguntado para qué sirven esos dos orificios en cada lado de los zapatos. A pesar de lo que uno podría pensar, no es solo un detalle estético lo que las hace más hermosas, esos pequeños orificios tienen una función muy precisa. Los creadores de las zapatillas las han diseñado específicamente para dejar entrar un poco de aire, con el fin de mantener el pie fresco y ventilado, evitando que la sudoración excesiva genere malos olores.

Por supuesto, para asegurarse de que esto no suceda, siempre es necesario usar calcetines, ya que de lo contrario las consecuencias serían realmente indeseables, especialmente cuando te quitas los zapatos en casa. Los orificios laterales también se pueden utilizar de una manera más «práctica». Muchos, de hecho, han subido tutoriales en YouTube para mostrar cómo usarlos a manera de cordón «alternativo». En resumen, parece que no se han dejado nada al azar en la creación de las zapatillas más famosas.

Fueron fabricadas por primera vez en 1917 como un intento de Converse para entrar en el mercado del calzado de baloncesto. Se hicieron muy famosas después que el jugador de baloncesto americano Chuck Taylor las escogiera como su calzado favorito. A partir de ese momento, este tipo de calzado se hizo muy popular.