Aquí está cómo reducir su cintura y mantener su presión sanguínea controlada

El sobrepeso y la hipertensión arterial afectan significativamente a la calidad de nuestras vidas, especialmente por el impacto que pueden tener en el buen funcionamiento del sistema cardiovascular: los primeros pasos a seguir para mantenerlos bajo control son adoptar algunas reglas simples en la mesa y hacer ejercicio siempre que sea posible.

La reducción de la cintura no es sólo una cuestión de estética: la acumulación de grasa visceral es una verdadera bomba de tiempo que, si se desencadena por un estado prolongado de hipertensión, corre el riesgo de explotar, creando un daño difícil de reparar. Para proteger el corazón de los riesgos a corto y largo plazo podemos ayudarnos con regímenes alimentarios que incluyan el consumo de alimentos ricos en algunas categorías importantes de nutrientes: las vitaminas, los minerales y otros compuestos vegetales antioxidantes como los que contienen los cítricos, por ejemplo, son esenciales para contrarrestar el aumento de la presión arterial.

Para probarlo se han realizado principalmente estudios japoneses, como el realizado por la Universidad Prefectural de Hiroshima, publicado en 2014, en el que se demostró que el consumo diario de jugo de limón, combinado con algunos paseos saludables, tuvo un impacto en la regularización de la presión arterial en una muestra de 101 mujeres de mediana edad.

El aumento de la ingesta de las denominadas «grasas buenas», en particular el omega-3, fue promovido en cambio por una investigación de la Universidad de Marshall: luz verde a los salmones y otros pescados particularmente ricos en ellos, como el atún, las sardinas y el arenque.

Incluso minerales como el magnesio y el potasio, o aminoácidos como la arginina, contribuyen eficazmente a mantener a raya la presión sanguínea sistólica: podemos llenarnos de estos elementos capaces de limitar el estrés vascular comiendo semillas de calabaza, sin olvidarnos de considerar en la dieta un buen suministro de fibra procedente de legumbres y de nitratos de espinacas y remolacha. Como siempre, es aconsejable consultar a su médico o nutricionista antes de hacer cualquier cambio en su dieta.

También puedes leer: 5 cosas que debes evitar hacer después de comer

NO TE LO PIERDAS!

Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana
Invalid email address