LifeStyle

Arañas y telarañas: 8 trucos para hacerlas desaparecer de tu hogar

Las telarañas se construyen fácilmente en lugares reducidos e inalcanzables, aquellos que son muy difíciles de limpiar. Ellas se exhiben principalmente en las esquinas del techo, cerca de los radiadores, detrás de los muebles o incluso entre libros y el revistero. Por consecuencia, una casa puede estar ordenada y limpia, pero no libre de telarañas.

Los sitios ideales para las arañas son todos aquellos espacios aislados, poco luminosos y frescos de la casa, ellas proliferan prácticamente en todos los hogares.

Afortunadamente, existen muchos remedios que ayudan a evitar que estos visitantes no deseados logren instalarse en nuestra casa. Además de eliminarlos, ayudan a prevenir su aparición haciendo de la casa un lugar completamente inhabitable para estos animales. Solo debemos elegir el método de limpieza que consideremos más adecuado, entre remedios naturales, productos específicos e incluso consejos de las abuelas, decidimos como evitar su propagación.

A continuación, conocerás 8 soluciones efectivas para eliminar y prevenir la reaparición de las telarañas

Plantas repelentes.

La naturaleza nos obsequia plantas que tienen una acción repelente contra las arañas. Todas son plantas bastante aromáticas y fáciles de cultivar, estas son: lavanda, limoncillo, menta, albahaca, tomillo limón y ajo. Al colocarlas cerca de ventanas y puertas, alejan a las arañas de la casa, ya que su intenso olor molesta a estos animales.

Aceites esenciales.

Un excelente método natural para evitar que vuelvan a aparecer luego de haberlas eliminado, es vaporizar periódicamente las habitaciones con una solución de aceites esenciales y agua. Los aceites ideales son: los de cedro, eucalipto y neem, ya que perfuman el hogar y ayudan a inhibir la presencia de las arañas. Prepare una buena cantidad de esta solución y rocíe en todos los rincones de la casa una vez por semana.

Trampas para arañas.

Las trampas pueden ser una excelente solución si vives en el campo o en ciertos lugares que son particularmente frecuentados por arañas. Podemos encontrar muchos tipos en el mercado, algunos de ellos capturan al animal sin matarlo. Así, podrás liberarlos en la naturaleza sin hacerles daño.

Tabaco de pipa.

Es quizás el remedio clásico contra las arañas y es muy efectivo. Solo debes mezclar una pequeña cantidad de tabaco suelto o de pipa en agua y, vaporice el exterior de ventanas, puertas y balcones. Este olor evitará que las arañas entren a la casa.

Paños empapados en aceite de menta.

La menta es un aceite esencial que es particularmente odiado por las arañas. Vierte algunas gotas sobre un pañuelo de algodón y colócalos en lugares estratégicos de la casa, como muebles, estanterías o dentro de los armarios.

Edredones colectores de polvo.

Para quitar esas telarañas que no alcanzamos o las que se encuentran en las esquinas bajas, utilice un edredón colector de polvo. Puedes hacer movimientos circulares para atrapar todas esas arañas y telarañas entre sus fibras y luego tirarlas por la ventana o al jardín.

Aspiradora.

Para aquellos que no son amigos de las arañas, una aspiradora es una gran alternativa. Este electrodoméstico te permitirá mantenerte a una distancia segura del animal y atraparlo en una bolsa.

Insecticidas.

Si los métodos naturales no te parecen suficientes, los productos químicos también pueden ser de gran ayuda. En el mercado se pueden encontrar numerosos insecticidas especiales para arañas o también puedes utilizar algunas combinaciones para crear un efecto repelente contra todos aquellos arácnidos y otros tipos de insectos como hormigas y cucarachas. Este método es muy poderoso, pero no es recomendable para aquellos hogares en donde hay niños y mascotas. 

Publicaciones relacionadas