Salud

Artrosis de rodilla: ¿Por qué afecta más a las mujeres que a los hombres?

La artrosis es una enfermedad que afecta al 65% de la población adulta, principalmente a las personas mayores de 60 años. Sin embargo, con respecto a la artrosis de rodilla, el porcentaje es más alto en mujeres que en hombres. Vayamos a descubrir cuáles son las razones.

Se trata de una patología articular que consiste en el desgaste del cartílago, sobre todo el de la cadera, los dedos, las manos y las rodillas. Las articulaciones son los componentes de los huesos que nos permiten el movimiento, estas se encuentran formadas por la unión de dos huesos a través de la cápsula articular. Por lo general, en el interior de las articulaciones existe un fluido llamado líquido sinovial que es producido por la membrana sinovial.

Cuando un cartílago articular se lesiona, se produce dolor, rigidez, incapacidad funcional y, en el peor de los casos, deformación de los huesos.

La frecuencia de la artrosis aumenta con la edad en ambos sexos, pero es más común en las mujeres y en personas genéticamente predispuestas. De hecho, unos investigadores canadienses realizaron un estudio, el cual fue publicado en la revista Frontiers in Bioengineering and Biotechnology, en donde confirmaron lo dicho anteriormente.

Los investigadores llegaron a la conclusión de que el cartílago del menisco sufre una diferencia genética entre ambos sexos, ya que las mujeres tienen un 50% más de probabilidades de desarrollar esta enfermedad. Al buscar la razón por la cual las mujeres se ven más afectadas con esta patología, los científicos encontraron que hay una relación con la menopausia y con la reducción de la producción de estrógenos, la principal hormona femenina que ayuda a regular el aporte de calcio a los huesos. Esto puede confirmar que las mujeres son más propensas a padecer gonartrosis y a desarrollar patologías más graves, probabilidad que aumenta paulatinamente después de la menopausia.

Para poder afirmar lo anterior, los investigadores crearon cartílagos artificiales, por un lado, habían cartílagos que se habían fabricado con base a algunas células de meniscos dañados de mujeres, y, por el otro lado, cartílagos fabricados a partir de células masculinas. Ambos fueron examinados teniendo en cuenta distintas condiciones: con presión aplicada, en el momento de la liberación de la presión, en estado de reposo y en un lugar con baja gravedad (el espacio), para reproducir lo más fielmente posible el trabajo de las rodillas. El objetivo era comprender el mecanismo molecular que subyace a la enfermedad y los motivos detrás de su progresión en el sexo femenino.

¿Un análisis de sangre para detectar la artrosis de rodilla?

Está claro que los cartílagos de las células femeninas y los cartílagos de las células masculinas no son iguales y, por lo tanto, no respondieron de la misma manera a las pruebas realizadas. De hecho, el resultado que se obtuvo indica que algunos se vieron más afectados que otros, especialmente los femeninos. Por esta razón, para explicar las razones por las que las mujeres son más sensibles, se fijaron en la genética y descubrieron los genes involucrados en la artrosis de rodilla, los cuales responden principalmente a las simulaciones con poca gravedad.

Lo más importante de la investigación es que este hallazgo de los genes implicados puede contribuir con la fabricación de medicamentos especiales para tratar la artrosis. Por otro lado, también podría ayudar a detectar esta enfermedad en los portadores con mucha más rapidez. Actualmente los expertos continúan avanzando con la investigación sobre las razones por las que los sexos no son igual de propensos a ciertas patologías, por lo que solo queda esperar para seguir comprendiendo el funcionamiento de nuestro cuerpo.

Síguenos en Google Noticias