Salud

Así afecta el consumo de alcohol en la aparición del cáncer

El alcohol genera varios tipos de cáncer. Según la ciencia, el acetaldehído es la principal causa, ya que modifica las células madre de la sangre.

El cuerpo lo podemos considerar como una máquina en la que influye mucho lo que consume, por eso se dice que hay diversos alimentos que tienden a ser cancerígenos. No es raro que se incluya al alcohol en esta lista, puesto que los investigadores han intentado comprender la relación que existe entre el consumo de alcohol y el cáncer. Las 2 principales causas pueden ser el acetaldehído y el etanol, ya que el acetaldehído es una sustancia que se crea en el hígado después de la oxidación del etanol, que viene adherida a la bebida alcohólica, la cual es muy tóxica.

Razones por las que el alcohol aumenta el riesgo de cáncer.

A pesar de las múltiples investigaciones que se han hecho, los científicos aún están tratando de hallar la razón por la que el alcohol aumenta el riesgo de cáncer. Se cree que la posible causa del incremento del riesgo se deba a dos químicos que pueden estropear el ADN de las células sanas, los cuales son: El acetaldehído, que se produce cuando se consume alcohol, y el etanol, el cual es la principal parte de las bebidas con alcohol.

El alcohol puede incrementar la cantidad de estrógeno en la sangre. El tener más estrógeno en el cuerpo aumenta el riesgo de contraer los cánceres de mama, ovarios y útero. Ingerir bebidas alcohólicas disminuye la capacidad de procesar y absorber nutrientes, entre ellos vitamina A, vitamina C, vitamina D, vitamina E, folato y carotenoides.

Consumir alcohol puede aumentar el peso corporal y por lo tanto el riesgo de padecer cáncer.

La Agencia Internacional para la Investigación del Cáncer (IARC) ha catalogado como carcinógeno de tipo 1 al acetaldehído. Muchos científicos han creado hipótesis que manifiestan que es capaz de modificar el ciclo reproductivo celular, iniciando la formación de un tumor. Los órganos más vulnerables son los pertenecientes al aparato digestivo como el hígado, el esófago, la cavidad oral, el colorrectal y cercanos como los senos.

Cáncer de hígado.

Se origina cuando las células sanas cambian y proliferan sin control formando masas llamadas tumores. Los tumores pueden ser cancerosos o benignos. Un tumor canceroso es maligno, lo que significa que puede crecer y esparcirse a otras partes del cuerpo. Un tumor benigno significa que puede crecer, pero no se moverá a otro lugar.

Cáncer de esófago.

El cáncer de esófago comienza en las células que recubren el esófago, específicamente en la capa interna de la pared esofágica y se desarrolla hacia afuera. Si se propaga a través de la pared del esófago, puede viajar a los ganglios linfáticos, así como a los vasos sanguíneos del pecho y otros órganos cercanos. El cáncer de esófago también se puede diseminar a los pulmones, el hígado, el estómago y otras partes del cuerpo.

Cáncer de la cavidad oral.

El cáncer de la cavidad oral es un tipo de cáncer que se desarrollan en la región de la cabeza y el cuello. La cavidad oral y la orofaringe, junto con otras partes de la cabeza y el cuello, nos dan la capacidad de masticar, tragar, respirar y hablar.

Cáncer de mama.

El cáncer de mama se expande cuando las células cancerosas se trasladan a otros lugares del cuerpo por medio de los vasos sanguíneos o cuando crece en otras partes del cuerpo. A esto se le llama metástasis.

Cáncer colorrectal.

El cáncer colorrectal se origina cuando células sanas del revestimiento interno del colon o del recto cambian y crecen sin control. Estos cambios por lo general se demoran años en desarrollarse. Los cambios pueden ser consecuencia de factores genéticos y ambientales.

Publicaciones relacionadas