ViajesSalud

Así puedes evitar los trastornos intestinales durante los viajes

Esto pasa mucho y suele ser engorroso tanto para quienes los padecen, como para quienes le acompañan

Para desgracia de muchos, sufrir de trastornos intestinales durante un viaje es algo habitual tanto si las vacaciones son en un lugar exótico como si se trata de un viaje de negocios tan solo fuera de la ciudad. Los motivos que llegan a provocar estas alteraciones llegan a ser muy variados, ya que en vacaciones se suele seguir una dieta muy diferente a la habitual y es costumbre estar más expuesto a la contaminación alimentaria debido a que se come mucho en restaurantes, donde no podemos ver la preparación o la calidad de los alimentos. Por si fuese poco, esto no es todo, ya que para algunas personas cada viaje provoca una especie de «terremoto» en su sistema digestivo, especialmente con lo relacionado con el bienestar de la microbiota intestinal.

Pues bien, ahora veamos que se debe hacer para evitar los trastornos intestinales más comunes relacionados con los viajes, incluidas sus causas:

¿En qué casos se presenta estreñimiento o diarrea?

Estos síntomas durante los viajes pueden estar relacionados con una alteración de la flora intestinal desencadenado por lo que se come, moverse mucho y entrar en contacto con alimentos totalmente nuevos cocinados de manera diferente. Para tratar estos casos, la recomendación es utilizar probióticos para la diarrea.

Si no sabes de qué se tratan, los probióticos no son más que compuestos que contienen las mismas bacterias que viven en nuestros intestinos. Se encuentran formulados de tal manera que pasan ilesos por el estómago y luego se liberan directamente en los intestinos. De esta forma refuerzan la flora bacteriana positiva y permiten que se desarrolle adecuadamente con el tiempo. La recomendación final es tomar probióticos incluso antes de experimentar cualquier síntoma intestinal, ya que ayudan a la flora bacteriana y a nuestro sistema inmunitario.

Trastornos alimentarios

En muchos casos la principal razón que ha desencadenado los trastornos intestinales durante un viaje se encuentra relacionada con los alimentos que se están consumiendo. De hecho, es bien sabido que en algunas partes del mundo los alimentos crudos o poco cocinados pueden llegar a ser peligrosos debido a que pueden contener diversos agentes patógenos difíciles de combatir por nuestro sistema inmunitario. Por lo tanto, en estos lugares es importante evitar comer cualquier alimento crudo, incluidas las frutas y las verduras. Además, ten en cuenta que incluso el agua puede estar contaminada, por lo que es mejor consumir agua embotellada sellada o refrescos de varios tipos. Ten en cuenta que, a pesar de estar de viaje, el consejo es procurar mantener nuestros hábitos tanto como sea posible, con desayunos, comidas y cenas similares a lo que comeríamos en casa.

Sobre los efectos del clima

No se trata solo del clima, sino también las actividades que se realizan o de la temperatura a la que se está expuesto lo que puede provocar algunas molestias intestinales. Basta con un simple paseo después de cenar en algún lugar con fuertes vientos o muy frío para provocar dolores de estómago o dificultad para hacer la digestión. Lo mismo ocurre con quienes realizan viajes muy largos en climas muy diferentes. Ten en cuenta que siempre debes comprobar con antelación la temperatura y las condiciones meteorológicas del lugar al que iras para poder organizar la ropa adecuada.

Síguenos en Google Noticias