Cocina y recetas

Así se hacen las tortitas perfectas para el desayuno

Si quieres preparar unos increíbles pancakes como nunca antes las habías hecho, intenta no cometer estos errores.

Vienen de muy lejos, pero ahora se han convertido en un elemento imprescindible para desayunar también en nuestro país. Hablamos de las clásicas tortitas, similares a las crepes francesas pero más gruesas.

Ideales para ser rellenadas con dulce, pero también están quienes las comen con alimentos salados. Las tortitas, cuyo nombre proviene de «pan», que significa sartén, y «cake», que significa dulce, se preparan directamente en la sartén, como puede deducirse fácilmente de su nombre.

Aunque no son difíciles de hacer, las tortitas pueden esconder algunos pequeños escollos que comprometen el resultado final. Descubramos qué errores no debes cometer con las tortitas.

Los pancakes  son un tradicional desayuno americano que cada vez pasa más por la aduana y se adueña de los desayunos españoles, a tal punto de convertirse en un alimento indispensable, el cual se puede encontrar en los supermercados en marcas muy reconocidas.

Sin embargo, si eres una persona que le gusta alimentarse con comida casera y saludable, es importante que conozcas los errores que se suelen cometer al preparar este singular alimento. Desde la preparación de la mezcla hasta la cocción, veamos lo que no hay que hacer para obtener resultados increíbles.

No usar ingredientes frescos.

Existen varias formas para prepararlos: desde la tradicional, en la que se coge y mezcla la harina, la leche, los huevos, la azúcar, la levadura, la mantequilla y procedes a hacerlo tú mismo; otra en la que solo hay que agregar los huevos y, por último, la que se compra ya preparada. Hay una gran diferencia entre hacer pancakes con las mezclas de supermercado que con ingredientes caseros, pero el primer truco se encuentra en la calidad y frescura de los ingredientes.

No dejar reposar la masa.

La mezcla debe reposar por lo menos media hora o más. Si quieres, puedes incluso prepararlo la noche anterior y hornear las tortitas por la mañana. Cubierto con papel de plástico, se conservará en la nevera durante un día y medio o dos.

Usar la sartén equivocada.

Es importante usar una sartén antiadherente para que los pancakes no se queden pegados o se rompan.

Engrasar la sartén.

No es necesario utilizar demasiada grasa en la sartén, ya que la mezcla tiene mantequilla. Por mucho, podemos humedecer con un poco de aceite un trozo de papel de cocina y untarlo rápidamente por la sartén. Sin embargo, este paso se puede eliminar, siempre y cuando la sartén sea la correcta.

Cocinarlos a fuego muy alto.

De este modo, corremos el riesgo de quemarlos por fuera y dejarlos crudos por dentro. Así que ajustamos la llama a una potencia media y después de un par de minutos damos la vuelta a nuestras tortitas en cuanto el borde se haya dorado.

No utilizar mantequilla: no sólo en la masa, sino también para adornarlas, la mantequilla da a las tortitas ese sabor tan típico. No sólo eso, sino que además el sirope de arce da a las tortitas su sabor original, así que ¿por qué no probarlas así?

Publicaciones relacionadas