Belleza

Mejora el aspecto de tu piel con la soja

La soja es uno de los grandes activos hoy en día en el mundo de la belleza, con propiedades sumamente interesantes.

Este alimento guarda grandes secretos que contribuyen al mejoramiento de la apariencia de nuestra dermis. La soja contiene isoflavonas, sustancias que se adhieren a los estrógenos y ayudan a evitar la aparición de arrugas y líneas de expresión en la piel.

Propiedades que contiene la soja para la piel.

La soja es una buena fuente de proteína vegetal, vitaminas y minerales importantes para disminuir el riesgo de sufrir enfermedades crónicas. Asimismo, contiene una buena cantidad de fibra saciante que la hace adecuada para dietas de adelgazamiento. Este vegetal también posee isoflavonas, compuestos polifenólicos muy importantes para la belleza y salud de la piel, los cuales contribuyen al buen funcionamiento del metabolismo celular, ayudando a que la piel respire mejor. Aunque no son estrógenos, tienen la capacidad de adherirse a receptores específicos, minimizando la presencia de arrugas en el rostro.

Varios estudios han comprobado que el consumo de 20 gr de proteína de soja diario genera un efecto antiedad, por lo que ayuda a reducir las arrugas del rostro. Y lo mejor es que sus beneficios no terminan ahí, puesto que también disminuye las manchas faciales, lo que le da una apariencia sana y uniforme a la piel.

La soja posee genesteína, una isoflavona que actúa sobre la biosíntesis del colágeno como una barrera protectora de la epidermis contra los rayos UV, los cuales son los principales responsables del envejecimiento celular.

La soja y los efectos en la piel.

Sobra decir que la soja ha sido un secreto de la belleza femenina desde la antigüedad. Es suficiente con admirar la belleza facial de las asiáticas, las cuales tiene una piel clara, sin arrugas, sin líneas de expresión, tonificada, suave y sin apariciones molestas.

Esta proteína se ha convertido en uno de los grandes activos de la belleza en todo el mundo, debido a sus propiedades hidratantes, regeneradoras y anti-edad. Si se consume con regularidad, ayuda a mantener la piel firme de forma natural, lo que contribuye a disminuir la aparición de las arrugas. La soja contribuye al mantenimiento de una piel tonificada y una tez uniforme, lo que evita la formación de manchas cutáneas.

Este vegetal hace parte de los alimentos que se recomiendan consumir después de la menopausia, cuando se presenta una reducción de estrógeno en las mujeres, lo que conduce a la pérdida de elasticidad, hidratación y permeabilidad celular en la piel. Para evitar todo esto, solo debes incrementar la ingesta de esta proteína y sus derivados fermentados: el miso y el tempeh, que gracias a sus nutrientes mantienen la belleza natural de la piel.

¿Cómo consumir la soja para tener una piel bonita?

Con el fin de sacar el máximo provecho de los beneficios que genera la soja a la piel, se debe aumentar su consumo, además de incorporarla a tu dieta. Asimismo, puedes usar cosméticos que estén hechos a base de soja, por ejemplo: la leche o el aceite de soja, que son perfectos para limpiar y humectar la cara al mismo tiempo.