Salud

El aumento del cáncer colorrectal en adultos jóvenes: una preocupación creciente

El cáncer colorrectal es una enfermedad que ha experimentado un aumento significativo entre los adultos jóvenes en los últimos años. Aunque tradicionalmente se consideraba una preocupación para las personas mayores, estudios recientes han demostrado que las tasas de cáncer colorrectal están disminuyendo entre los estadounidenses de más edad. Sin embargo, este descenso se ve eclipsado por el alarmante aumento de los diagnósticos en personas menores de 55 años.

Según un informe de la Sociedad Americana contra el Cáncer (ACS), los diagnósticos de cáncer colorrectal en personas menores de 55 años se han duplicado desde 1995, pasando del 11% al 20% en 2019. Además, la proporción de personas diagnosticadas con cáncer colorrectal en etapas avanzadas ha aumentado del 52% a mediados de la década de 2000 al 60% en 2019. Estos hallazgos son preocupantes y plantean interrogantes sobre las causas de este aumento en los adultos jóvenes.

El cambio en las tasas de cáncer colorrectal

A medida que avanzan las investigaciones, se ha observado un cambio significativo en las tasas de cáncer colorrectal. Si bien la enfermedad sigue siendo más común en personas mayores de 50 años, se ha producido un aumento considerable de casos entre personas de 20 a 49 años. Este aumento se ha observado desde mediados de la década de 1980, cuando los adultos de 20 a 39 años comenzaron a recibir diagnósticos de cáncer colorrectal en mayor medida. Posteriormente, en la década de 1990, los adultos de entre 40 y 54 años experimentaron un aumento similar en los diagnósticos.

A pesar de que las revisiones rutinarias del cáncer de colon han contribuido a una disminución en el desarrollo de la enfermedad en personas mayores, el aumento de las tasas de cáncer colorrectal en los adultos jóvenes sigue siendo motivo de preocupación. Los expertos médicos y la comunidad científica se han desconcertado por esta tendencia y han comenzado a investigar las posibles causas de este aumento en los adultos jóvenes.

Factores de riesgo y posibles explicaciones

Aunque aún no se ha determinado una causa definitiva para el aumento del cáncer colorrectal en los adultos jóvenes, los investigadores han identificado varios factores de riesgo y posibles explicaciones. Entre ellos se encuentran:

Estilo de vida poco saludable

Se cree que ciertos cambios en el estilo de vida de los adultos jóvenes pueden estar contribuyendo al aumento del cáncer colorrectal. La diabetes tipo 2, que ha aumentado en esta población, podría estar relacionada con el desarrollo de la enfermedad. Además, el uso excesivo de antibióticos durante la infancia y una dieta poco saludable, caracterizada por el consumo de alimentos procesados y altos niveles de azúcar, podrían tener un impacto negativo en la salud del colon y recto.

Cambios en el microbioma intestinal

El uso excesivo de antibióticos durante la infancia ha alterado el equilibrio natural de microorganismos en el intestino, lo que puede contribuir al desarrollo de cáncer colorrectal en etapas posteriores de la vida. La investigación sugiere que cambios en el microbioma intestinal podrían ser un factor importante en el aumento de los diagnósticos de cáncer colorrectal en adultos jóvenes.

Obesidad

La obesidad es otro factor de riesgo importante para el desarrollo de cáncer colorrectal, y se ha observado un aumento significativo de los casos de obesidad en la población joven. El exceso de peso corporal y el sedentarismo aumentan el riesgo de desarrollar cáncer colorrectal, y el aumento de la obesidad en los adultos jóvenes puede contribuir al aumento de los diagnósticos de la enfermedad.

Impacto en las pautas de detección

El aumento del cáncer colorrectal en los adultos jóvenes ha llevado a un cambio en las pautas de detección recomendadas por la ACS. Anteriormente, se recomendaba que las pruebas de detección comenzaran a los 50 años, pero ahora se recomienda que comiencen a los 45 años para las personas con riesgo medio. Aquellos con antecedentes familiares de cáncer colorrectal o rectal pueden requerir pruebas de detección aún más tempranas.

La detección temprana sigue siendo fundamental en la lucha contra el cáncer colorrectal. Las pruebas de detección, como la colonoscopia, permiten detectar pólipos y lesiones precancerosas antes de que se conviertan en cáncer, lo que aumenta las posibilidades de un tratamiento exitoso.

4.5/5 - (2 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Veronica Pereira