Salud

Candida auris: el hongo mortal que se propaga en silencio

En los últimos años, un nuevo y peligroso enemigo ha surgido en el mundo de la salud: Candida Auris, un hongo resistente a los fármacos que se propaga en silencio en los entornos hospitalarios. Esta infección ha causado alerta en los expertos en prevención de infecciones, ya que su capacidad para causar enfermedades graves y su resistencia a los tratamientos convencionales representan un desafío significativo.

¿Qué es Candida Auris y por qué es un problema?

Candida Auris es un tipo de hongo que puede causar infecciones graves en pacientes hospitalizados. Es especialmente problemático debido a su resistencia a los medicamentos antimicóticos que comúnmente se utilizan para tratar infecciones por hongos. Esto significa que los tratamientos convencionales son menos efectivos y, en algunos casos, completamente inútiles.

La infección por Candida Auris puede manifestarse de diversas formas, afectando diferentes partes del cuerpo. Puede causar infecciones invasivas en el torrente sanguíneo, infecciones de heridas o infecciones de oído, entre otras. Los síntomas varían según la ubicación de la infección, pero en muchos casos pueden incluir fiebre, dolor y fatiga.

La propagación silenciosa de Candida Auris

Una de las características más preocupantes de Candida Auris es su capacidad para propagarse de manera silenciosa en los entornos de atención médica. A diferencia de otros organismos resistentes, como las bacterias, que a menudo causan brotes visibles, la propagación de Candida Auris puede pasar desapercibida durante mucho tiempo.

Este hongo puede colonizarse en pacientes durante meses, persistir en el ambiente y resistir algunos desinfectantes utilizados en los centros de atención médica. Además, puede ser difícil de identificar correctamente, ya que puede confundirse con otros tipos de hongos a menos que se utilicen métodos especializados de laboratorio.

El impacto de Candida Auris en la salud

Las infecciones por Candida Auris pueden ser graves e incluso mortales. Según los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC), más de 1 de cada 3 pacientes con infección invasiva por C. auris mueren dentro del mes de haber recibido el diagnóstico. La tasa de mortalidad es especialmente alta en pacientes con sistemas inmunitarios debilitados o con múltiples problemas médicos.

Además de su impacto en la salud de los pacientes, Candida Auris también presenta desafíos significativos para el sistema de atención médica en general. El hongo puede transmitirse en entornos de atención médica y causar brotes, lo que requiere medidas especiales de control de infecciones para prevenir su propagación.

La importancia de la detección temprana y el control de infecciones

Dado que la identificación precisa de Candida Auris es crucial para tomar medidas y prevenir la propagación de la infección, es fundamental que los laboratorios de los centros de atención médica estén equipados para identificar este hongo. Los expertos en prevención de infecciones recomiendan establecer protocolos de vigilancia y notificar de inmediato los casos sospechosos a los departamentos de salud estatales o locales.

Además, se deben tomar precauciones especiales durante el cuidado de pacientes con infección por Candida Auris. Estas precauciones incluyen poner a los pacientes infectados o colonizados en habitaciones individuales, asegurarse de que se utilicen batas y guantes adecuadamente, reforzar la higiene de manos y coordinar con el personal de servicios ambientales para garantizar una limpieza adecuada del entorno donde se atiende a los pacientes.

Tratamiento y prevención de infecciones por Candida Auris

Si bien la mayoría de las infecciones por Candida Auris son tratables con medicamentos antimicóticos, algunas cepas han desarrollado resistencia a los tratamientos convencionales. En estos casos, pueden ser necesarios antimicóticos de diferentes clases y dosis altas para combatir la infección.

La prevención de la propagación de Candida Auris es fundamental. Se recomienda establecer políticas y protocolos de prevención de infecciones en los centros de atención médica, incluyendo una identificación temprana de los casos, el uso adecuado de medidas de precaución y una limpieza y desinfección rigurosas del entorno.

5/5 - (3 votos) ¿Le resultó útil este artículo?
Lee también:
Angie Bravo