Azúcar blanco: ¿qué tan perjudicial es consumirlo y cómo lo podemos reemplazar?

El azúcar blanco, también llamado azúcar de mesa, azúcar granulada o azúcar regular, es un tipo de azúcar procedente de la caña de azúcar o de la remolacha azucarera mediante un proceso de extracción químico-físico, consiguiendo una sacarosa sin fibra, ni vitaminas, ni minerales ni oligoelementos.

¿Por qué es perjudicial consumir azúcar blanco en exceso?

Consumir alimentos con azúcar añadido o alimentos con índice glucémico alto, harán que suban los niveles de glucosa en la sangre. Este es el motivo principal de por qué el azúcar blanco es malo. Consumir azúcar en exceso cada día puede producir serias enfermedades como: aumento del colesterol y riesgo de enfermedad cardiovascular, mayor riesgo de obesidad, aumento de la presión arterial, ácido úrico alto, riesgo de hígado graso y hasta bajo rendimiento intelectual.

Los sustitutos del azúcar blanco son muchos y tienen diferentes sabores, debes probarlos todos usándolos en diferentes áreas para entender cuál es el más adecuado para ti.

Existen varias alternativas para reemplazar el azúcar blanco en las comidas y evitar así dichas enfermedades. Estas son algunas de ellas:

Miel: La miel es un producto natural que contiene muchísimos nutrientes y está considerada como uno de los edulcorantes más antiguos del mundo. La producen las abejas recolectando el néctar de las flores, descomponiéndolo en azúcares simples y almacenándolo en sus colmenas.

Stevia: Es uno de los edulcorantes naturales más conocidos y extendidos entre aquellos que ya han eliminado el azúcar de su alimentación diaria. Puede ayudar a reducir la presión sanguínea y se considera una buena alternativa al azúcar porque no afecta los niveles de glucosa en la sangre, lo que la hace apta para ser consumida por personas diabéticas.

Azúcar de coco: El azúcar de coco se obtiene por calentamiento del zumo fresco de la flor del coco. Sabe a caramelo y resulta muy agradable. Su contenido en fructosa es bajo (2-9%) y el contenido en minerales, relativamente alto.

Melaza: La melaza es un edulcorante natural que se extrae de varios cereales diferentes, como arroz, cebada, maíz, bayas, frutas o verduras, gracias a un proceso de fermentación. Contiene sacarosa, fructosa, glucosa, ácido fosfórico, potasio, fibra y es rico en vitaminas (especialmente B) y minerales.

Jarabe de Agave: El sirope de agave o néctar de agave se produce del jugo de una planta de México. Este edulcorante sabe cómo la miel, pero tiene una consistencia más ligera. A diferencia del azúcar normal, el jarabe de agave contiene metabolitos, vitaminas y minerales. Este sustituto del azúcar es más líquido que la miel así que se disuelve mejor en alimentos y bebidas.

Azúcar de abedul o Xilitol: Se encuentra naturalmente en hongos, frutas, verduras y abedul. Su apariencia es igual a la del azúcar de mesa, en versión blanca o morena y se usa en las mismas cantidades. Tiene un bajo índice glucémico, previene la caries dental y las infecciones del oído, promueve la pérdida de peso, fortalece los huesos y los dientes.

Amasake: Es otro edulcorante natural ampliamente utilizado en la cocina oriental que se obtiene de la germinación enzimática del arroz blanco y que también se puede producir en casa. Además, también se puede usar solo o como un magnífico postre. Tiene la calidad de ser altamente digerible, es rico en fibra y vitaminas tipo B, todos elementos útiles para el bienestar de nuestro cuerpo.