Actualidad

Bacteria escapó de un laboratorio en China, ¿hay que temerle a la brucelosis?

Una bacteria responsable de la brucelosis infectó a más de 3.000 personas en China después de escapar de un laboratorio.

Más de 3.000 personas en el noroeste de China han contraído brucelosis después de ser infectadas por una bacteria que escapó de un control de laboratorio. En el total de 21.847 personas examinadas, las autoridades sanitarias encontraron 1.401 pruebas positivas, más de 3.245 pacientes, pero aún no se ha establecido ninguna muerte relacionada con esta enfermedad, ni ningún contagio entre humanos.

Bacteria fuera del laboratorio en China, un brote de brucelosis: ¿qué es?

La brucelosis es, de hecho, una enfermedad que puede transmitirse por contacto con ganado o productos de origen animal contaminados, pero rara vez directamente entre humanos.

También conocida como fiebre de Malta o fiebre mediterránea, esta enfermedad puede causar síntomas leves similares a los de la gripe, como dolores de cabeza, dolores musculares, fiebre y fatiga, pero en algunos casos también puede provocar peligrosas infecciones del sistema nervioso central o situaciones crónicas con fiebres recurrentes, estados de fatiga, dolores articulares.

Bacteria fuera del laboratorio en China: la historia

Según los informes de la comisión de salud de la zona de Lanzou, capital de la provincia china de Gansu, afectada por la enfermedad, se dice que la bacteria se propagó desde una empresa biofarmacéutica que desarrolla vacunas para animales entre finales de julio y finales de agosto del año pasado.

Se dice que la causa de la fuga de este patógeno fue el uso de un desinfectante caducado que habría comprometido la esterilización ordinaria de los locales, precisamente durante la producción de las vacunas contra la brucelosis.

La bacteria que quedó en los tubos de gas de escape del laboratorio de Zhongmu Lanzhou se propagó luego por el aire hasta el cercano Instituto de Investigación Veterinaria donde se registraron los primeros casos de contagio. A finales de diciembre del año pasado, al menos 181 empleados del instituto habían sido infectados con brucelosis. También se encontraron trece casos en la provincia de Heilongjiang, en el extremo nororiental de China, todos ellos relativos a empleados de la instalación veterinaria.

En enero, las autoridades sanitarias revocaron las licencias de producción de vacunas en la planta y retiraron los números de aprobación de las dos vacunas contra la brucelosis.

La empresa presentó una disculpa pública a la población y declaró que había «castigado severamente» a las ocho personas consideradas responsables del incidente.

También puedes leer: Potasio: cómo tomarlo y por qué es bueno para el corazón, los riñones y la retención de agua