Bajar de peso con frutas: cuáles debes comer para quemar grasa

Existe una forma práctica, fácil y hasta rápida de bajar de peso para lucir bien de manera natural, es a través de una alimentación balanceada, en la cual las frutas juegan un papel importantísimo.

Para conseguir ese equilibrio de tener una vida saludable, es necesario aumentar la cantidad y la variedad de los alimentos que consumimos en los cuales la fruta debe ser un alimento básico en la dieta diaria, pues su aporte de nutrientes, vitaminas y minerales es esencial para el correcto funcionamiento de nuestro organismo.

Estos alimentos que nos brinda la naturaleza como las frutas, bajas en calorías y grasas, van a permitir que se deshaga de esos kilos de más, convirtiéndose en el mejor aliado en su lucha por bajar de peso.

Sin embargo, no todas las frutas son buenas y efectivas para conseguir los resultados que uno desea para su cuerpo, hay frutas como la banana que cuanta con muchas calorías.

Además, pocas personas cumplen con las recomendaciones de comer cinco raciones al día que se han de ingerir de frutas y verdura fresca. Se debe tener también en cuenta que no se debe limitar la variedad de frutas que ingerimos a tres o cuatro tipos, sino cambiar e incluir las frutas exóticas.

Frutas que te ayudan a bajar de peso:

Papaya: es una fruta exótica y deliciosa con un alto contenido en fibra y agua, baja en calorías, que nos ayuda a digerir correctamente las proteínas. Es un remedio excelente para combatir los parásitos intestinales, que en muchos casos son los causantes del aumento de apetito. Es rica en ácido fólico, potasio, vitamina C, A, E y K.

Piña: es por excelencia uno de los alimentos más depurativos que existen, nos previene de la retención de líquidos y del estreñimiento. Es muy saciante por su alto contenido en agua y fibra, y mejora las digestiones.

Manzana: son una fuente importante de fibra. Contiene pectina que es una fibra soluble que ayuda a reducir el colesterol. También contienen flavonoides, que luchan contra el cáncer. Una manzana mediana cuenta con tan solo 81 calorías en promedio.

Naranja: toda la familia de cítricos es realmente muy bajas en calorías. Tienen un alto contenido en vitamina C, son una buena fuente de fibra, folato y calcio. Dentro de sus múltiples propiedades, se encuentra la de ser buena para la digestión, para el hígado y también para el metabolismo.

Fresas: están llenas de vitaminas y minerales. También contienen una dosis saludable de fibra que disminuye la absorción y digestión de carbohidratos, al mismo tiempo que controla los niveles de azúcar en la sangre.

Limón: gran depurativo de la sangre nos ayuda a quemar los excesos de grasa de nuestro organismo. Es muy beneficioso tomar un vaso de agua tibia con una rodaja de limón en ayunas y también para acompañar las comidas como el pescado y ensaladas.

Arándanos: son un verdadero súper alimento, brinda muchos beneficios para la salud. Contienen altos niveles de antioxidantes que ayudan en la lucha contra el cáncer. También contienen potasio, hierro, vitamina C y fibra. Media tasa de arándanos solo aporta 40 calorías.

Melón: su consistencia se basa básicamente en agua y fibra, por lo que es muy baja en calorías. Es recomendable comerlo porque ayuda a eliminar grasas y toxinas.

Kiwi: este fruto es bajo en calorías y contiene mucha fibra que pondrá a trabajar el organismo para digerir de mejor manera todos tus alimentos. Además, las fibras solubles que contiene ayudan a suprimir el apetito.

Frambuesa: poseen grandes cantidades de fibra, son bajas en calorías y contienen un buen nivel de ácido fólico y zinc. Una taza de frambuesas tiene aproximadamente 60 calorías.