Mujer bebe sólo agua de limón y miel durante un año: su cuerpo se transforma

Esta es una conocida bloguera que quería contar su experiencia después de beber agua, limón y miel durante un año. Realizando este procedimiento todas las mañanas durante 365 días seguidos, Crystal Davis admite que su cuerpo se ha «transformado». Es un hábito seguido por muchos y ha demostrado ser una práctica extremadamente saludable. Sin embargo, la poetisa australiana quiso contar su experiencia personal, describiendo los increíbles efectos que tuvo en ella.

Aunque varios estudios muestran lo perjudicial que puede ser para algunas personas consumir limón todos los días, la bebida a base de agua, los cítricos y la miel, pueden tener efectos más que positivos. Por supuesto, todo puede variar de una persona a otra.

¿Es bueno beber agua caliente, limón y miel?

Crystal Davis te dice lo que le pasó a su cuerpo después de beber agua, limón y miel durante todo un año. La poetisa australiana revela su incredulidad en los resultados. La bloguera se mostraba escéptica ante esta bebida, considerada un verdadero elixir del bienestar, pero hoy se considera «convertida». Muchos efectos positivos: mejora la piel, el metabolismo, su capacidad de digestión y no sólo eso. Crystal Davis también declaró que no ha tenido un resfriado, gripe o ninguna enfermedad gastrointestinal durante todo un año. A este respecto, la bloguera explica a todos sus seguidores su receta personal: «Jugo de medio limón fresco y una cucharadita de miel orgánica, puesto en una taza estándar de agua recién hervida. El agua debe haberse enfriado un poco, pero aún debe estar lo suficientemente caliente para derretir bien la miel».

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

La opinión de los expertos

Sin embargo, los expertos, tras la experiencia relatada por la bloguera, tienden a señalar que el agua potable y el limón no son recomendables para quienes sufren de gastritis, esofagitis por reflujo gastroesofágico, úlceras. Además, si se prolonga en el tiempo, este hábito también puede comprometer la membrana mucosa de las personas sanas. Y el daño puede ser tanto en la boca como en los dientes debido al ácido cítrico. Por lo tanto, es mejor consumir agua, limón y miel con moderación y buscar siempre el consejo de su médico.

También puedes leer: Presión alta, esta es la merienda ideal para mantenerla bajo control