Beber agua y limón te hace adelgazar, perder los kilos extras se puede

Siempre considerado un verdadero tesoro alimenticio, el limón puede ser combinado con cualquier tipo de alimento, liberando todas sus propiedades beneficiosas para el organismo humano.

En particular, beber agua y limón es uno de los buenos hábitos que cada uno de nosotros debe tomar para regular los niveles de salud de nuestro cuerpo. De hecho, esta solución no sólo restaura el cuerpo, elevando nuestras defensas inmunológicas y demostrando ser un buen agente de limpieza para el estómago y los intestinos, sino que es particularmente adecuado para todos aquellos que quieren perder peso.

Beber un vaso de agua tibia y limón por la mañana facilita la pérdida de peso

Muchos análisis clínicos y científicos realizados en los últimos tiempos han demostrado que beber un vaso de agua tibia y limón por la mañana facilita la pérdida de peso, lo que resulta ser un método formidable para perder peso.

Todo esto es posible porque el limón ayuda a eliminar las toxinas digestivas y contiene fibras de pectina, un carbohidrato indigerible que ayuda a regular y estabilizar las funciones intestinales y es capaz de promover la rápida absorción de los azúcares. Obviamente, es impensable creer que este pequeño alimento sea suficiente para reducir el peso: también hay que seguir una dieta sana y hacer ejercicio regularmente.

Además de la pectina, es también la vitamina C, una de las vitaminas más importantes para nuestro cuerpo y de la cual los cítricos son muy ricos.

NO TE LO PIERDAS!
Suscríbete a nuestro Boletín de Noticias AURANA

Recibe puntualmente todas las noticias e informaciónes relacionadas con Aurana

Invalid email address
Puede darse de baja en cualquier momento.

De hecho, esta vitamina ayuda a quemar la grasa más rápidamente para aquellos que hacen actividad física, demostrando ser un agente fundamental en la disolución de la masa grasa y la formación de la masa muscular, luchando también contra la hinchazón abdominal.

Para aprovechar al máximo el potencial del limón, es aconsejable beber un vaso de agua tibia o caliente con medio limón exprimido, preferiblemente en ayunas.

Después de tomar agua y limón es mejor dejar pasar al menos veinte minutos antes del desayuno para evitar la acidez estomacal u otras molestias. Mientras tanto, cepíllese bien los dientes porque el limón puede dañar el esmalte. Evítela en caso de gastritis y no use agua fría, que podría estresar demasiado sus intestinos y causar problemas.

También puedes leer: ¿Qué le pasa al cuerpo cuando bebes demasiado alcohol? Los riesgos